Editorial

Ciudad basural

No basta que la  Alcaldía cumpla con sus deberes, ya que los vecinos ignoran los suyos

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

02:08 / 08 de julio de 2015

Muchas veces nos hemos referido en este y otros espacios de opinión a la importancia de gestionar de la manera más apropiada la limpieza urbana, así como el recojo y disposición de desechos sólidos. A simple vista, la tarea corresponde al gobierno local; sin embargo, la población también tiene responsabilidad a la hora de deshacerse de su basura, aunque no la asume.

En efecto, según datos del Sistema de Regulación y Supervisión Municipal (Siremu), en la sede de gobierno hay al menos 20 lugares que por la cantidad de desechos y basura que se acumulan diariamente son considerados “macrobasurales”. El problema es que no son espacios designados para ese fin, sino que son los vecinos de cada uno de esos lugares los que, haciendo gala de inconsciencia, arrojan su basura allí para que la recoja la empresa de aseo urbano.

Según los datos de la municipalidad, en el centro de la ciudad hay seis puntos críticos: la plaza Alonso de Mendoza y las calles Figueroa, Graneros, Bueno esquina Núñez del Prado, Murillo y Sagárnaga, y Murillo y Cochabamba. Los otros 14 se hallan en Achumani, Alto Obrajes, avenida 14 de Septiembre (Obrajes), Villa Fátima (hay tres), Llojeta, Chualluma, Sagrado Corazón, Sopocachi (hay dos), Garita de Lima (dos), zona Rosario y 4 de Mayo. En todos esos lugares está demostrado que son los vecinos los responsables de la suciedad, pues, pese a que están publicados los horarios en los que pasa el camión recolector, la gente echa sus bolsas (cuando se toma la molestia de embolsar sus desechos) sin importar la hora. Los locales de venta de comida tienen cuota parte en el problema, ya que además de echar su basura suelen ensuciar las veredas con grasa y otros desperdicios propios de su actividad.

Según explica el Coordinador de Saneamiento y Servicios Ambientales (Sabenpe SA), la empresa de aseo urbano en La Paz, las áreas comerciales de las zonas Max Paredes y Villa Fátima, así como los mercados en general, son las que más desperdicios generan, lo que no exime de responsabilidad a las y los vecinos de las zonas residenciales antes citadas. En ese caso, afirma el responsable de la empresa de aseo, “es un problema de cultura ciudadana y educación personal” que no distingue clase, género ni edad. No hace falta ser especialista en la materia para saber que cualquier basural es un potencial foco de contaminación, especialmente porque perros, gatos, palomas y roedores buscarán allí su alimento y se convertirán en vectores de infecciones. Sin embargo, pese a esta evidencia, hay quienes no reparan en el daño que se hacen a sí mismos y a sus vecinos.

Queda claro, pues, que no basta que el gobierno local cumpla con sus deberes en esta materia, ya que los vecinos ignoran los suyos. Lo mismo pasa en muchos otros ámbitos de la vida urbana. Lo que urge, entonces, es hacer más y mejores esfuerzos en materia de educación ciudadana.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia