Editorial

Ciudadanía cívica

Los bolivianos siempre han mostrado convicción por la democracia.

La Razón (Edición Impresa) / Ciudadanía cívica / La Paz

05:16 / 02 de noviembre de 2015

El país se apresta a asistir una vez más a una votación nacional que alterará los periodos normales del ejercicio del voto. Lo hará en febrero del próximo año al influjo del poder político vigente, que decidió consultar a los bolivianos si es posible o no habilitar al Presidente y al Vicepresidente para una segunda repostulación y un eventual nuevo mandato.

La Constitución Política del Estado (CPE) promulgada en 2009 solo prevé una oportunidad más de postulación a los mandatarios que terminen un primer periodo de gobierno. Con la modificación parcial, aprobada por la Asamblea Legislativa Plurinacional con mayoría del MAS, validada por el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) y a consideración inminente de los electores, en adelante es posible que hayan dos más. Es decir, elegidos con la nueva CPE en 2009 y reelegidos en 2014, el presidente Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera tendrían la ocasión de participar de un segundo proceso reeleccionario en 2019 (tercero, si se cuentan los comicios de 2005), con miras a un tercer periodo consecutivo con la actual Carta Magna entre 2020 y 2025.

Una vez más, como ya es una práctica ciudadana meritoria en los últimos años, los que tendrán la responsabilidad de tomar esa decisión serán los electores, cuyo valor cívico es indudable por tanto aporte a la democracia.

Obligado por las transformaciones políticas, Bolivia ha experimentado ocho votaciones desde 2005, cuando, a raíz de la crisis política de 2003, el país transitó de dos gobiernos interinos (Carlos Mesa y Eduardo Rodríguez Veltzé) a la elección de Morales. A saber: elección de la Asamblea Constituyente y referéndum autonómico departamental (2006); referéndum revocatorio (2008); elecciones generales y referéndum de autonomías departamentales e indígenas (2009); elecciones subnacionales (2010); elecciones judiciales (2011); elecciones generales (2014); elecciones subnacionales (2015) y referéndum de aprobación de cartas y estatutos autonómicos (2015).  

Fue un largo peregrinaje por las urnas, con el mismo espíritu con el que en 1982 los bolivianos recuperaron la democracia arrebatada por regímenes de facto. Incluso, por intentos fallidos de constituir un real sistema judicial en 2011 e instituir cartas y estatutos autonómicos en septiembre.

Puede parecer tedioso asistir recurrentemente a comicios, pero los bolivianos siempre han mostrado convicción por la democracia, aunque el voto en sí no sea necesariamente el que le da valor a este sistema de gobierno.

Sin embargo, sin importar resultados que los intereses políticos esperan, a través del voto o el establecimiento de comicios fuera de periodos normales, en 2016 los bolivianos serán capaces una vez más de mostrar su ciudadanía cívica.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia