Editorial

Colchón Bank

Se debería crear un marco legal  de protección de los derechos del ahorrista

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

01:40 / 20 de diciembre de 2014

Una encuesta reciente del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) revela que las capacidades financieras de la población en los países andinos de Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú se ven restringidas por el acceso limitado a servicios financieros, particularmente el ahorro. Primer dato relevante, el 64% de la población en el país no contaría con una cuenta bancaria.

A la luz de esta información, resulta evidente que, a pesar de los esfuerzos realizados por las entidades públicas y privadas del sistema financiero para lograr una mayor penetración financiera, los resultados aún distan del anhelo de que cada boliviano mantenga al menos una cuenta de ahorro formal.

El motivar que la población ahorre más no depende únicamente del incremento en algunos puntos porcentuales de las tasas de interés de captación, establecidas en un decreto supremo, o a través de los concursos y sorteos que las entidades puedan realizar, sino de la voluntad y confianza de la gente respecto al sistema financiero, además de la capacidad que tengan de avizorar un futuro con una economía estable.

Para cambiar la cultura del crédito, que es la predominante en las relaciones financieras actuales, hacia una cultura del ahorro, es necesario considerar algunos factores clave que deben ser emprendidos por todos quienes hacen a la industria de intermediación financiera y dirigen sus esfuerzos para alcanzar una mayor cobertura a la población demandante de estos servicios.

Primero, se debe generar conocimiento, habilidades y actitudes financieras en todos los segmentos poblacionales, sin discriminar la condición social, etaria, geográfica, económica o de género. En este sentido, es corresponsabilidad del Estado y del sector privado proponer contenidos que estén integrados en los programas educativos de todos los centros de educación básica (primaria y secundaria) y universitaria, con temas asociados a las finanzas personales.

Segundo, hace falta crear incentivos de parte del Estado para que las instituciones bancarias y no bancarias, públicas y privadas, amplíen su oferta de productos y servicios financieros de ahorro, promoviendo su acceso en las mejores condiciones de costo para el usuario final, de manera que se asegure una total inclusión financiera.

Finalmente, hay que generar un marco legal de protección de los derechos del ahorrista que explicite el cumplimiento de deberes por parte de las entidades financieras y del mismo Estado, de tal manera que los ahorros del público no sean vistos como un “colchón financiero” ante eventuales crisis, cuando en verdad estos recursos debieran ser inviolables y sagrados. Si estas tres condiciones previas son cumplidas, existe una gran posibilidad para que la gente ya no ahorre su dinero en Colchón Bank y lleve su dinero al banco de la esquina. 

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia