Editorial

Contrabando de carburantes

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

00:03 / 28 de agosto de 2015

En inmediaciones de siete pasos fronterizos del país operan igual número de ferias en las que se comercializan gasolina, diésel y gas licuado de petróleo bolivianos. La mayoría de estas ferias, según señala la Dirección de Operaciones de Interdicción de Hidrocarburos, se encuentra en las fronteras con Perú y Brasil, pero recientemente también se descubrió una en Villa Montes, cerca de Paraguay.

No se trata de una noticia que realmente sorprenda, pues se sabe que en un país con amplias fronteras y con cinco vecinos económicamente más fuertes como Bolivia, vender más caro en el exterior aquello que se compra barato dentro del territorio constituye un muy buen negocio, sobre todo cuando se trata de bienes fáciles de transportar y ampliamente cotizados, como los carburantes.

De todas maneras esta noticia no debería pasar desapercibida, pues se sabe que este ilícito negocio, además de erosionar las arcas del Estado de manera creciente, genera desabastecimiento interno, especialmente en las ciudades fronterizas. Y si bien por el momento no es factible igualar los precios internos con los internacionales (la única manera de erradicar el contrabando de carburantes), urge sentarse a dialogar para buscar opciones que permitan adoptar, en el largo plazo, una medida en tal sentido.  

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia