Editorial

Contrato del gas

El Estado debería priorizar la exploración de nuevas reservas de gas

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

02:38 / 19 de diciembre de 2015

Días atrás, el Ministro de Hidrocarburos encabezó en Brasilia al equipo técnico boliviano que tiene la delicada misión de negociar las mejores condiciones posibles para la futura suscripción de un nuevo contrato de venta de gas al Brasil, y asegurarle al país, en el actual contexto de incertidumbre, un acuerdo que le genere un ingreso estable por los siguientes años.

Ante esta titánica labor, la primera constatación que podría augurar un epílogo satisfactorio es la existencia de una demanda cierta por gas y energía del sector industrial brasileño que, de acuerdo con proyecciones, se encuentra asegurada hasta 2030. Sin embargo, la restricción está en la oferta, que viene asociada a la condición de explorar, descubrir y certificar nuevos campos de producción gasífera en el país, además de consolidar redes de distribución y logística.

Esta situación de mercado sitúa a Bolivia en una inmejorable posición para emprender nuevas inversiones en el sector, ya sean extranjeras (de parte de las transnacionales), del Estado (a través de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos), o de manera extendida a gobernaciones, municipios e inclusive universidades en el eslabón de más alto riesgo, pero con alta rentabilidad de la cadena productiva del gas. Entonces, la acción estatal de política hidrocarburífera debiera priorizar de manera estratégica la exploración de nuevas reservas que aseguren la ventaja de Bolivia como proveedor creíble de gas en el largo plazo.

Un segundo elemento que debe quedar prístino en el contrato es la estabilidad del precio de venta como un factor particularmente sensible, dada la actual volatilidad de las cotizaciones del petróleo como referente al valor de venta del gas. Asimismo, se debería evitar que los cálculos, recálculos y más cálculos realizados por los “expertos” estén contaminados por fórmulas y cifras mágicas que a veces dependen más de las calculadoras políticas o ideológicas empleadas para tal efecto que de los números.     

Estas dos condiciones no son triviales, dado que se dará inicio a la renegociación de contratos de venta y provisión de gas en un contexto adverso de precios internacionales. Si nuevamente Brasil, que como referencia actualmente paga el doble del precio cotizado en los mercados internacionales, percibe que Bolivia no cuenta con el volumen y las reservas de gas necesarias para satisfacer sus necesidades energéticas por los siguientes 15 años, seguramente la negociación habrá terminado antes de comenzar.

La temática gasífera es intrínsecamente complicada por sus aristas económicas, técnicas y políticas; por tanto, es prioritario tomar conciencia colectiva e individual sobre su verdadera relevancia en el destino de Bolivia, y no así luego quedar todos sorprendidos viendo que la oportunidad de generar riqueza para el largo plazo se esfume y haga gas.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia