Editorial

Control de plaguicidas

Sería deseable que esta evaluación se aplique a todos los pesticidas que se utilizan en el país

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

00:05 / 21 de mayo de 2015

En décadas pasadas no había estudios ni datos sustanciales sobre los riesgos e impactos de los plaguicidas en contra de la salud y del medioambiente. Sin embargo, en los últimos años algunos gobiernos e instituciones civiles han empezado a desarrollar investigaciones independientes al respecto, permitiendo que información valiosa sobre estos productos salga a la luz.

Por caso, recientemente se difundieron varios estudios que alertan sobre los riesgos del endosulfán y del monocrotophos, dos plaguicidas que, según estas investigaciones, pueden producir cáncer de mama, esterilidad y daños al tejido nervioso, así como severos impactos al medio ambiente y a los animales. Gracias a esta información, días atrás el Servicio Nacional Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) decidió prohibir la importación, comercialización y utilización de estos plaguicidas en el país.

Ciertamente una necesaria e importante medida, que ojalá llegue acompañada con los recursos y los medios necesarios para hacerla efectiva, verificando por ejemplo que se cumpla en los centros de acopio y en los puntos de comercialización, pero también en las propias plantaciones agrícolas, pues, como bien se sabe, muchos de estos productos entran de contrabando al país.

Ahora bien, además de ambos pesticidas, sería deseable que esta evaluación se aplique a todos los productos de este tipo que se emplean en el país, realizando un monitoreo riguroso y constante de los diferentes estudios que se practican en el extranjero sobre este tema, y de ser posible, promoviendo investigaciones propias. Por ejemplo, el glifosato es otro de los plaguicidas que ha estado bajo el ojo de la tormenta durante los últimos años. Esta sustancia se utiliza ampliamente en la erradicación de plantaciones ilegales de coca, pero también en el cultivo de semillas transgénicas de maíz y de otros productos modificados. Cuando este pesticida se les aplica, las plantas e insectos a su alrededor mueren, pero estas variedades transgénicas sobreviven, efecto que reduce las plagas y el empleo de la mano de obra durante su deshierbado, siembra y cosecha.

Sin embargo, recientemente la Agencia Internacional para la Investigación sobre Cáncer (IARC), parte de la OMS, decidió incluir al glifosato en el listado de sustancias con posibilidad de producir cáncer en humanos. Hecho que coincide con un estudio difundido semanas atrás en Argentina que relaciona el uso de este herbicida con el aumento en el riesgo de provocar abortos espontáneos y de padecer, además de cáncer, enfermedades dermatológicas. Esta investigación se suma a un buen número de artículos dentro de la literatura médica que apuntan en la misma dirección. Por tal motivo, las autoridades de Colombia adoptaron una determinación similar a la del Senasag en cuanto al glifosato, disposición que debería ser emulada por estos lados.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia