Editorial

Criminalización de raptos falsos

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 28 de junio de 2017

En una carta publicada el domingo en este diario, María E. Mejía cuestiona la decisión de la Policía de procesar a quienes decidan fingir un secuestro para poder huir de sus hogares. Esto porque las desapariciones fraudulentas les estaría restado tiempo y esfuerzos que pueden destinarse a mejores causas, como casos reales de trata y tráfico de personas.

Ante este argumento, Mejía señala con mucha propiedad que la mayoría de las muchachas que se dejan “robar” por sus enamorados ingresan a una situación de extrema vulnerabilidad, sin el apoyo de sus familiares y sin los recursos para poder huir en caso de necesidad. Situación que en el caso de las adolescentes es aún más dramática, ya que no solo están expuestas a todo tipo de explotación, sino que además dejan sus estudios, hipotecando su futuro. Por último, cita un estudio de la organización LAWA que alerta que una de las estrategias de las redes criminales es precisamente la seducción de jóvenes vulnerables, quienes son engañadas con falsas promesas de amor que luego se convierten en pesadillas. Se trata sin duda de argumentos sólidos que ojalá sirvan para que la Policía reconsidere su intención de criminalizar los secuestros falsos, cuya resolución también forma parte de su labor y sobre todo puede contribuir a prevenir casos reales de trata y tráfico de personas.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia