Editorial

Crisis de futuro

Después de mucho tiempo al mando del Gobierno muchos líderes pierden la perspectiva

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 03 de mayo de 2015

El Movimiento Al Socialismo (MAS) afronta una crisis que claramente tiene preocupados a los mandos del instrumento político, comenzando por el propio Presidente del Estado: a poco menos de cinco años de la próxima elección presidencial, el partido más importante del país no logra imaginar quién sustituirá a Evo Morales como presidenciable en las elecciones de 2019.En efecto, esta problemática, que para la mayoría de los partidos políticos no es prioritaria, habida cuenta del tiempo que falta para la próxima convocatoria a comicios presidenciales, para el MAS tiene visos alarmantes, pues, como ya ha manifestado el Mandatario hace una semana en una reunión de las Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba, su base principal, el partido debe pensar en “cómo preparar para que se quede otro compañero de presidente; tenemos cinco años para preparar quién va a ser el nuevo presidente a partir de 2020”.

La respuesta de la dirigencia del partido ha incluido el reconocimiento de que Morales es “insustituible”, y en ese sentido se han pronunciado seis de diez jefes de bancada legislativa consultados por este diario. Algunos de ellos, confrontados con la tarea de encontrar al sucesor, asunto que todavía debe ser discutido en el congreso del MAS previsto para junio, no dudan en plantear la posibilidad de reformar la Constitución Política del Estado (CPE) para habilitar la reelección de quien ya ha sido electo tres veces, dos desde la vigencia de la nueva CPE, que estipula como límite la segunda elección consecutiva, pero también mecanismos que no parecen imposibles para la reforma parcial.

El problema, sin embargo, no es la existencia o no de mecanismos de reforma constitucional que posibiliten la reelección indefinida del líder que, pese a quien pese, ostenta el mérito de haber transformado el país de una manera quizá nunca antes vista en la historia boliviana, y cuyos aciertos son reconocidos incluso por la más feroz oposición política. El problema es la necesidad de renovar las dirigencias a fin de darle una continuidad legítima y sostenible al proceso que vive actualmente el país: la historia está llena de ejemplos de líderes que después de mucho tiempo al mando del Gobierno pierden la perspectiva y terminan por traicionarse a sí mismos con tal de conservar el poder. Además, ningún líder es inmortal, y lo sucedido en Venezuela también debe ser tomado en cuenta a la hora de imaginar posibles escenarios y sus posibles soluciones.

Tiene pues, el MAS, una crisis de futuro en la medida que no puede imaginarse sin Evo Morales al frente. Las varias escuelas de cuadros que se han creado a lo largo de la última década, los grupos juveniles, que no escatimaron esfuerzo ni pasión en las últimas campañas, debieran ser la cantera de nuevos líderes, pero incluso eso necesita voluntad política de las actuales dirigencias.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia