Editorial

Cumbre de la Tierra

La biodiversidad desaparece a un ritmo inédito desde la desaparición de los dinosaurios

La Razón / La Paz

00:56 / 19 de junio de 2012

Mañana se inaugura la Conferencia de la ONU para el Desarrollo Sostenible y el Medio Ambiente (Río+20). Al menos 140 jefes de Estado y de Gobierno se reunirán con el objetivo de trazar un modelo de desarrollo que detenga la degradación actual del planeta. Si bien las expectativas al respecto no son muy altas, los ojos del mundo estarán puestos en esta cita.

En efecto, han pasado 20 años desde la primera Cumbre de la Tierra, desarrollada también en Brasil (1992) y con los mismos propósitos; empero, a pesar de dos décadas de buenas intenciones y de discursos a favor del medio ambiente, los problemas de erosión y degradación de los suelos; la destrucción de la fauna y la flora; la contaminación de los océanos, ríos y acuíferos; la pérdida de la cobertura vegetal, entre otros, lejos de disminuir, se han incrementado exponencialmente.

Así lo constata un informe (GEO-5) del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma) elaborado, con el apoyo de unos 600 expertos, para este encuentro. El estudio advierte que los cambios que se observan actualmente en la Tierra no tienen precedentes en la historia de la Humanidad, y que estas “alteraciones de los ecosistemas no son lineales y que llegados a un punto pueden ser abruptos e irreversibles”.

Asimismo, el informe aclara que los esfuerzos realizados para revertir los cambios ambientales adversos están resultando insuficientes, y que el planeta está experimentado la llamada “sexta extinción” de las especies, en tanto la biodiversidad desaparece a un ritmo inédito desde la desaparición de los dinosaurios. Los cálculos de Pnuma estiman que, en relación a 1970, las poblaciones de vertebrados han disminuido en 30%, la degradación ha provocado la reducción del 20% de los hábitats naturales, y que actualmente dos tercios de las especies animales están en peligro de extinción.

Es de esperar que esta sombría evaluación, elaborada conforme a criterios científicos, afecte la sensibilidad de los mandatarios que participarán en el debate de los próximos días, para que adopten compromisos reales y medibles a favor del cuidado del medio ambiente.

No obstante, para que estas medidas sean efectivas se necesita no sólo cambiar de mentalidad sino también los principios que rigen el actual sistema económico, cuyo crecimiento se da a expensas de los recursos naturales y de los ecosistemas. Esto en gran medida debido a los incentivos y objetivos gubernamentales que fomentan la destrucción de la naturaleza (por ejemplo, la subvención de combustibles fósiles en el mundo es cinco veces mayor a la de las energías de renovables, según la Agencia Internacional de la Energía).

Titánica tarea que parece imposible, pero que sin embargo debemos asumirla, si queremos preservar el planeta y garantizar el derecho de las futuras generaciones a vivir bien, en un entorno saludable.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia