Editorial

El Dakar en Bolivia

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 10 de enero de 2016

El jueves, miles de banderas bolivianas le dieron la bienvenida a los competidores de la prueba sobre ruedas más peligrosa y difícil del planeta, quienes ingresaron al país provenientes de Argentina como parte de la quinta etapa del rally Dakar. Durante dos días, los pilotos de motocicletas, cuadriciclos, automóviles y camiones recorrieron parajes maravillosos del sur del país, que habitualmente pertenecen solo a las plantas y a los animales andinos.

El hecho de que cientos de miles de personas de 190 países diferentes sigan de cerca esta competición constituye ciertamente una excepcional ventana para promover el turismo nacional, que en esta ocasión tuvo como sus mejores expositores a los nevados de la Cordillera de los Andes y al salar de Uyuni, un inmenso desierto de sal que cautiva a propios y extraños por su inmensidad y por las formaciones rocosas, fumarolas y lagunas coloradas que lo rodean. Todo ello aderezado con una particular energía.

De todas maneras es de esperar que toda esa belleza no se llene de basura y que los impactos ambientales que devienen del paso de los automóviles hayan sido reducidos al mínimo, a través de medidas de prevención que gestionen la competición y el turismo de manera responsable, pero no solamente durante dos días, sino durante todo el año.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia