Editorial

Democracia: tres décadas

A reserva de errores, insuficiencias y tentaciones es día de celebrar 30 años de democracia

La Razón / La Paz

00:55 / 10 de octubre de 2012

Con el tango Volver aprendimos que, en materia de amores y desamores, “20 años no es nada”. Para un régimen político, en tanto, como la democracia, 20 años puede ser poco o mucho tiempo. ¿Y 30 años? Eso depende. De la historia larga, en especial, pero también de la intensidad. Depende del camino recorrido y sus dificultades. Del lugar al que se llega. Del horizonte.

Hace poco más de tres décadas, en esos difíciles años de la transición pactada a la democracia, no pocas voces en la comunidad internacional se referían a Bolivia como “país de los cuartelazos y golpes de Estado”. Dados los antecedentes, tenían alguna razón. Y ha sido difícil superar el estigma. Por eso hoy resulta satisfactorio afirmar que Bolivia construye una democracia no sólo consolidada en términos de continuidad, sino también con fuertes signos de profundización.

Este 10 de octubre celebramos tres décadas de democracia sin interrupciones. Se trata sin duda de un acontecimiento fundamental toda vez que, pese a situaciones de inestabilidad y de crisis, las bolivianas y los bolivianos hemos asumido que la democracia (sin adjetivos), con sus límites y promesas incumplidas, es la mejor forma de gobierno. Pero más importante aún es haber aprendido que la democracia no se reduce a sus procedimientos ni se agota en el voto periódico en elecciones.

Ha sido un largo recorrido desde aquel histórico 10 de octubre de 1982 que inauguró el actual ciclo democrático con el gobierno de la Unidad Democrática y Popular (UDP) y su crisis de hiperinflación. Pronto vendría una etapa prolongada de gobiernos multipartidistas de coalición que apostaron por la gobernabilidad y el neoliberalismo. Y después la “crisis, inflexión y cambio”, que devino en un gobierno mayoritario y el actual proceso constituyente transformador con enormes desafíos para la sociedad y el Estado. Y es que desde la transición a la democracia hemos tenido sucesivos procesos de ampliación y de reformas político-institucionales. El sufragio electoral fue la primera conquista. Luego vino la demanda de no sólo votar sino también elegir. Más tarde la ciudadanía exigió no sólo elegir sino también decidir. Así, la democracia representativa, más allá de los partidos y del binomio presidencial, se ensanchó con la elección directa de gobiernos subnacionales, formas de decisión directa como el referendo y espacios deliberativos como la Asamblea Constituyente.

¿Hacia dónde vamos? Hoy Bolivia llega a sus 30 años de sostenibilidad institucional con el gran desafío de avanzar hacia la articulación de las tres formas de democracia reconocidas en la Constitución: representativa, participativa y comunitaria. El horizonte normativo ha sido trazado como “democracia intercultural”. No es tarea sencilla. Así, a reserva de errores, tentaciones e insuficiencias, es día de celebrar. De celebrar y cantar 30 años. Pocos o muchos, pero nuestros.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia