Editorial

Día de la Diversidad

El pluralismo es propicio para los intercambios culturales y el desarrollo.

La Razón

02:28 / 21 de mayo de 2012

En noviembre de 2001, la Unesco adoptó la Declaración Universal sobre la Diversidad Cultural. Un año después, en diciembre de 2002, la Asamblea General de la ONU declaró el 21 de mayo como el Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo, una fecha para reconocer que la riqueza y potencia de los pueblos está en sus modos de ser diferentes.

Bolivia es, por definición, ejemplo de diversidad; desde la geográfica, pues en sus confines caben desde las cumbres de la cordillera de los Andes hasta las profundidades selváticas de la Amazonía, hasta la cultural; de ahí que sea el primer Estado del mundo que constitucionaliza su condición de Plurinacional. Se sabe asimismo que dicha denominación constitucional se refiere a la existencia de muchas naciones culturales en el territorio boliviano, que deben ser integradas a la vida pública y ser sujeto de derechos en igualdad de condiciones.

Precisamente esos son los valores que se celebran este día, que anima a la gente y a las organizaciones de todo el mundo a tomar medidas concretas para apoyar la diversidad con los siguientes objetivos: “Aumentar la conciencia mundial sobre la importancia del diálogo intercultural, la diversidad y la inclusión. Construir una comunidad de individuos comprometida con el apoyo a la diversidad a través de gestos verdaderos y cotidianos. Combatir la polarización y los estereotipos para mejorar el entendimiento y la cooperación entre la gente de diferentes culturas”. A tono con los tiempos que se viven, la campaña discurre en una página de Facebook, que sirve de plataforma a la gente de todo el mundo para compartir sus experiencias a través de videos y comentarios.

En tiempos en que la política se sirve de las diferencias entre grupos y pueblos para alentar rupturas en el tejido social, buscando únicamente beneficios de corto plazo, es necesario detenerse a mirar el horizonte de la interculturalidad, como visión que inspira un camino posible para la construcción de ese país en el que nadie se sienta excluido, pero sobre todo en el que hasta los más diferentes sean capaces de dialogar y encontrar soluciones compartidas y mutuamente beneficiosas.

Semejante anhelo se encuentra expresado también en la Declaración Universal sobre Diversidad Cultural, que en su artículo 2 señala que “el pluralismo cultural constituye la respuesta política al hecho de la diversidad cultural. Inseparable de un contexto democrático, el pluralismo cultural es propicio para los intercambios culturales y el desarrollo de las capacidades creadoras que alimentan la vida pública”.

Hoy es, pues, un buen momento para desarrollar el pensamiento intercultural, para renovar compromisos con el diálogo entre diversos como vía deseable, o al menos decidir darle una oportunidad y abrirse al diferente, lo cual también es una tarea descolonizadora.

Etiquetas

Documento sin título

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia