Editorial

Día de la Mujer

Mayor presencia femenina no necesariamente significa un mayor empoderamiento femenino

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

03:58 / 08 de marzo de 2016

El mundo conmemora hoy el Día Internacional de la Mujer, fecha establecida en 1975 por la Organización de las Naciones Unidas para recordar las luchas de las mujeres desde fines del siglo XIX en demanda de igualdad con sus pares varones. Como todos los años, la ocasión exige un balance del estado de cosas, y los resultados, si bien son mixtos, no pueden ser halagüeños.

En efecto, cuando menos en la última década, en Bolivia se ha operado un importante proceso que algunos quisieran llamar “despatriarcalización”, debido a que más que limitarse los privilegios de los varones (fruto de una histórica visión patriarcal de la sociedad), se ha dado más espacio a la participación femenina en las instancias de poder y toma de decisiones. Así, por ejemplo, la Asamblea Legislativa Plurinacional se enorgullece de tener prácticamente una participación de 50% de mujeres. Lo propio ocurre en muchos ámbitos gubernativos, donde la presencia femenina es cada vez más visible.

Sin embargo, mayor presencia femenina no necesariamente significa un mayor empoderamiento. No se trata de pensar que las mujeres son más eficaces, eficientes o conscientes que sus pares varones, o que, como se cree, sean menos propensas a la corrupción (esas actitudes dependen de la educación en valores del individuo y no de su género), sino de reconocer que a iguales capacidades, corresponden iguales oportunidades, y es aquí donde falla la ecuación, pues muchas mujeres en ejercicio del poder siguen siendo limitadas por los hombres, que en muchos casos llegan a ejercer violencia contra las que deciden descollar por su cuenta. La ley contra el acoso político hacia las mujeres, una verdadera innovación legislativa en el país, hasta ahora ha demostrado no ser eficaz, sobre todo por culpa de los administradores de justicia.

Junto con la citada ley, otra innovación legislativa se produjo con la aprobación y promulgación de la Ley Integral para Garantizar a las Mujeres una Vida Libre de Violencia, que, entre muchos otros aspectos, introdujo el feminicidio como tipo penal y dispuso la asignación de recursos de los tres niveles gubernativos para prevenir la violencia, así como dar protección y apoyo a las víctimas. El resultado, sin embargo, no permite afirmar que el abuso contra las mujeres haya disminuido. En todo caso, desde la introducción del tipo penal, la muerte de mujeres a manos de varones se ha convertido en un hecho más visible. Un reciente reporte de la Defensoría del Pueblo arroja la preocupante cifra de un feminicidio cada tres días, situación que debe alarmar a la sociedad.

Así, el Día Internacional de la Mujer no es ocasión para celebrar, sino, por el contrario, para reafirmar el compromiso de quienes desean y buscan la igualdad de oportunidades para todas y todos, así como para insistir en la necesidad de cambiar las instituciones que aún favorecen a los varones en desmedro de las mujeres.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia