Editorial

Día del Padre

La Razón / La Paz

02:45 / 19 de marzo de 2012

Es bastante conocido el estribillo que asegura que solamente se puede comprender la maravillosa experiencia que significa ser padre cuando se sostiene a un hijo entre los brazos. Se trata de una afirmación corriente que no sólo es cierta, sino que además pertenece a ese selecto grupo de enunciados que esconden diversos sentidos.

Por ejemplo, la paternidad permite a las personas ver el mundo con una mirada diferente, más profunda y de mayor alcance, pues tiene la virtud de poner las cosas sino en su justa medida al menos con una mayor proporción de la realidad. Lo que antes parecía importante, como un bien material o un éxito profesional, deja de ser relevante en comparación a seres que tienen un valor infinitamente más grande y de mayor trascendencia, como son los hijos. Al respecto, cualquier persona que crea en la vida después de la muerte estará de acuerdo en que lo único que alguien se puede llevar de este mundo son los hijos, pues ellos seguirán sus pasos, allí donde uno vaya.

Asimismo, cabe recordar que cuando un padre se preocupa por el bienestar de su retoño, deja de pensar en sus propias necesidades y limitaciones.    De allí que el amor filial sea uno de los más festivos, pues tiene la virtud de suspender el egoísmo, que es el origen de toda amargura.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia