Editorial

Día del Trabajo

La Razón / La Paz

00:03 / 02 de mayo de 2013

Ayer se recordó aquel 1 de mayo de 1886 cuando, en Chicago, un grupo de obreros organizó una manifestación en demanda de una jornada laboral de ocho horas y mejores condiciones, en una época en la que se trabajaba en promedio 14 horas cada día. La revuelta culminó con la detención de ocho dirigentes. Cuatro fueron condenados a morir en la horca, uno se suicidó y los restantes recibieron cadena perpetua.

Para fortuna de las nuevas generaciones, mucho se ha avanzado desde entonces. Sin embargo, muchas de estas consignas ganadas con sangre han perdido valor y efectividad. En parte debido a que las políticas económicas de las últimas décadas han mermando el valor del empleo decente, en aras de una mayor competitividad e ingresos más elevados. Pues el trabajo en muchos países ha dejado de ser concebido como uno de los aspectos más relevantes de la dignidad humana.

Este declive es evidente en el sur de Europa, donde se vive una profunda crisis por el desplome de los bancos y el exceso de la deuda pública. Lo que ha dado lugar a ajustes fiscales que cargan los errores del sistema financiero en los hombros de la población. Sin duda, un mal negocio, pues estafar a la fuerza laboral de mañana para pagar el afán de lucro de los bancos no tiene sentido económico ni social.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia