Editorial

Día de los humedales

Son ecosistemas propicios para el desarrollo vegetal y la supervivencia de múltiples especies

La Razón / La Paz

00:17 / 02 de febrero de 2012

Hoy, 2 de febrero, se celebra el Día Mundial de los Humedales (DMH). Esta fecha es aprovechada por entidades ambientalistas, organizaciones no gubernamentales y otros grupos de ciudadanos para realizar actividades encaminadas a aumentar la sensibilidad de la sociedad civil acerca de los valores, las cualidades, funciones y beneficios que éstos reportan.

Los humedales son ecosistemas que se caracterizan por su alto grado de saturación, lo que les permite la retención de agua en los suelos. Son humedales las riberas, lagos, pantanos, charcos y acequias, así como estanques artificiales de tratamiento de aguas residuales y embalses. Por su alta capacidad de absorción y permeabilidad, son propicios para el desarrollo vegetal y la supervivencia de múltiples especies; actúan como esponjas que retienen agua durante las temporadas lluviosas, amortiguando inundaciones y manteniendo reservas líquidas durante las épocas secas.

Son asimismo primordiales para el mantenimiento de los procesos ecológicos que limpian el agua y reciclan los nutrientes; por cuanto albergan bacterias, algas, hongos, plantas y otros microorganismos que intervienen en los procesos de purificación. Por otra parte, proveen de alimentos a un buen porcentaje de la población (por ejemplo de peces), así como al resto de los animales.

De igual manera, resultan fundamentales para el desarrollo de los cultivos, tanto tradicionales como agroindustriales, y no sólo por la provisión de agua sino también por los nutrientes que proporcionan. En suma, suministran bienes y servicios naturales indispensables para la vida y el desarrollo de la sociedad. No obstante, no se les suele dar la importancia que merecen. Una de las razones deviene de la percepción del agua como un recurso inagotable, cuando en realidad su preservación depende de la calidad de estos ecosistemas. De allí que su descuido se esté traduciendo en un déficit cada vez mayor de agua dulce disponible en todo el mundo.

En cuanto al país, si los factores de contaminación no son tratados adecuadamente, la capacidad de purificación natural de los humedales se reducirá con el tiempo, con consecuencias nefastas para la biodiversidad, las comunidades y los centros urbanos. Verbigracia, el caso de la bahía de Cohana en el lago Titicaca, que recibe sin tratamiento las aguas servidas e industriales de El Alto y Viacha; la contaminación y drenado de aguas superficiales y profundas que realizan los emprendimientos mineros y demás actividades que se efectúan sin el debido cuidado ambiental.

Por todo ello, valga esta conmemoración como alerta para valorar, pero sobre todo preservar el capital natural de nuestros bosques y humedales, y esto será posible sólo cuando el tema ambiental deje de ser interpretado y manejado como si fuese un escollo para el progreso.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia