Editorial

Diálogo con Chile

Dadas las señales, un diálogo con Chile es inevitable, aunque parezca aún lejano

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

01:41 / 11 de noviembre de 2015

La canciller de Alemania, Angela Merkel, y el mandatario francés, François Hollande, recomendaron a Bolivia y Chile dialogar sobre el mar. El jefe de la diplomacia chilena no llamó a los embajadores de los dos países más poderosos de Europa para protestar, como usualmente lo hace con otras naciones, ante opiniones relativas a temas “estrictamente bilaterales”.

De hecho, el canciller chileno Heraldo Muñoz sorprendió cuando afirmó que esos mensajes eran para Bolivia y no para su gobierno. Además, Muñoz criticó al país por la demanda planteada en la Corte Internacional de Justicia (CIJ), pues     —según su interpretación— esta acción legal “unilateral” frenaría cualquier conversación. Así, la autoridad diplomática invitó “nuevamente” a dialogar a Bolivia “sin condiciones”, aunque justo en ese momento un grupo de 5.500 militares chilenos se movilizaba en una zona próxima a la frontera con Bolivia (al norte de Iquique) para, entre otros objetivos, ejercitar “la defensa del territorio”.

  La demanda planteada en abril de 2013 busca, no obstante, una negociación “de buena fe” (léase diálogo formal) para que Bolivia acceda con soberanía a las costas del Pacífico. El objeto de esta causa legal no se origina “en las aspiraciones bolivianas”, sino en las promesas que hizo Chile y que no se llegaron a cumplir a pesar de los mecanismos de diálogo “estrictamente bilateral” que se activaron a lo largo de la historia.

   Muñoz, que hasta el momento no se refirió a estas promesas ni procesos de negociación, tuvo durante los últimos días de octubre la oportunidad de reunirse “para dialogar” con su colega boliviano, David Choquehuanca, quien visitó Santiago atendiendo una invitación de organizaciones sociales. Es más, la autoridad diplomática chilena exteriorizó su molestia porque Bolivia “no avisó” que el Canciller iba de visita. El ministro boliviano lamentó esa declaración y, en una entrevista con La Razón, consideró que “la visita de un hermano no debería generar molestia”. Quizá ese mismo día, el titular de Relaciones Exteriores de Chile desaprovechó una posibilidad de demostrar que tiene “voluntad política” en favor de un diálogo “sin condiciones” y sobre los temas más diversos.

 En los últimos tres meses, pero especialmente después del fallo de la CIJ por el que este tribunal se declaró competente para tratar la demanda marítima, varios países sudamericanos han llamado a Bolivia y Chile a dialogar. En muchos casos, la Cancillería chilena convocó a los embajadores de las naciones que se pronunciaron en favor de las conversaciones para entregarles ruidosos reclamos. Este procedimiento no se ha repetido en el caso de Alemania y Francia en un momento en el que algunos medios del vecino país comenzaron a cuestionar la falta de resultados de la estrategia chilena. Así, el diálogo del mar es inevitable, aunque parezca lejano.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia