Editorial

Dilema del transporte

Ambos argumentos confirman la percepción de que el servicio de los PumaKatari es eficiente y confiable

La Razón (Edición Impresa)

00:04 / 19 de julio de 2018

La inauguración, el domingo pasado, de la séptima ruta del LaPazBus, mejor conocida por el nombre de sus buses (PumaKatari), ha puesto nuevamente en apronte a los sindicatos de choferes de la ciudad, que se han declarado en emergencia y amenazan con realizar nuevas movilizaciones y paros. Sin embargo, la población paceña está cada vez menos dispuesta a tolerarlo.

La primera movilización de esta nueva etapa del interminable conflicto entre el gremio de los choferes y el Gobierno Autónomo Municipal de La Paz ocurrió el martes, cuando afiliados a una veintena de sindicatos realizaron bloqueos en algunos tramos de la nueva ruta, obligando a suspender el servicio que brindan los PumaKatari por casi ocho horas.

La respuesta vecinal no se dejó esperar. No solo hubo amagos de enfrentamiento entre los bloqueadores y los vecinos de las zonas afectadas por la protesta, sino que también se anunció que 60 juntas vecinales del Distrito 13 (D13) de la ciudad se declararon en estado de emergencia y se organizaron para impedir nuevos bloqueos.

El presidente de la Asociación Comunitaria del D13 afirmó que los vecinos no van “a permitir que ellos (los choferes) provoquen al PumaKatari. Nos proporciona un buen servicio, hace un trabajo todo el día, es un servicio garantizado”, resumiendo de esta manera un sentir generalizado de la población paceña sobre este servicio de transporte público, que tiene muchas virtudes, pero una debilidad: pocas rutas disponibles y, en algunos casos, una frecuencia insuficiente para atender toda la demanda.

Otros testimonios recogidos por la periodista de este diario entre las y los vecinos del Distrito 13 dan cuenta del hastío de la población con el mal trato de los choferes a sus pasajeros, con el trameaje, el cambio arbitrario de rutas y los horarios de trabajo de los trufis y minibuses, que en algunas zonas dejan de circular desde las 18.00. Uno de los entrevistados agregó que a los choferes “el pasajero es lo que menos le importa, solo quieren monopolizar las rutas caprichosamente”.

A su vez, los dirigentes del gremio explicaron su posición, asegurando, por una parte, que el tramo de la nueva ruta del PumaKatari que pasa por Villa Fátima les significa una “competencia desleal”; y por otra, que el servicio municipal de transporte pone en riesgo su fuente laboral. Ambos argumentos confirman la percepción de que el servicio del LaPazBus es eficiente y confiable, además de ser verdaderamente masivo (como se recomienda que sea cualquier sistema de transporte público).

Con todo, no puede soslayarse la importancia de uno de los reclamos del gremio de choferes: la innovación en el servicio, tan urgente como imprescindible, efectivamente pone en riesgo las fuentes de trabajo de muchos conductores que tal vez no tengan otra habilidad aparte de conducir automóviles. Corresponde, pues, que el gobierno municipal comience también a pensar en estrategias de reconversión laboral para esa población. 

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia