Editorial

Doble Vía La Paz-Oruro

La reducción de accidentes representa sin duda el mayor beneficio de esta doble vía

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

01:53 / 04 de febrero de 2015

El lunes, el Presidente inauguró la primera doble vía del país. Según señaló el Viceministro de Comunicación, con esta nueva carretera el viaje entre La Paz y Oruro se reducirá en una hora, tanto para vehículos públicos como particulares, que hasta antes del inicio de las obras, en octubre de 2010, necesitaban al menos cuatro y tres horas para cubrir este trayecto, respectivamente.

De acuerdo con la Administradora Boliviana de Carreteras, la obra (que tardó más de cuatro años en construirse y que consta de 12 puentes, 15 viaductos, 31 pasarelas y seis pasos inferiores) demandó una inversión de $us 312,5 millones. La mayor parte del financiamiento ($us 250 millones) corresponde a un crédito otorgado por la CAF-Banco de Desarrollo de América Latina. Las vías fueron construidas con una capa asfáltica de concreto con polímeros, material que les otorga flexibilidad y una mayor durabilidad.

Como era previsible, el peaje para todos los vehículos que circulen por ese tramo se ha incrementado (de Bs 8 a Bs 20, 150% más). Un aumento justo, pues es necesario que este tipo de inversiones se financien con el aporte de quienes más se benefician de las obras.

Ahora bien, no cabe duda de que esta carretera va a generar varios beneficios para la población. Además del ahorro en tiempo y combustible para todos los conductores y pasajeros que frecuentemente se trasladan entre La Paz y Oruro, el costo de las importaciones se va a reducir, pues esta vía forma parte de la red comercial caminera del país, que se conecta con el puerto chileno de Arica. Y por esta misma razón, las exportaciones bolivianas se van a volver más competitivas.

Sin embargo, la reducción de accidentes representa sin duda el mayor beneficio de esta doble vía. Cabe recordar que hasta la semana pasada la carretera que unía los departamentos de La Paz y Oruro no solamente contaba con un solo carril de ida y otro de regreso, sino que además carecía de una adecuada señalización y estaba plagada de baches, que tardaban más en repararse que en volverse a abrir.

Como consecuencia de estas deficiencias, cada año cientos de personas fallecían o resultaban heridas en accidentes de tránsito, protagonizados generalmente por conductores que invadían el carril contrario con exceso de velocidad, sin tener la visibilidad suficiente. Asimismo, la muerte de peatones y de animales era algo frecuente por la falta de pasarelas. Aspecto este último que no ha sido resuelto por completo, pues aún faltan por concluir algunas obras complementarias como viaductos, pasarelas y una mayor señalización.

Pese a esta inauguración a medias, ciertamente se trata de una obra largamente anhelada por muchos bolivianos, que ojalá se mantenga en buenas condiciones y que se reproduzca en otras regiones del país.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia