Editorial

‘Drone’ boliviano

El Estado debería comprar los productos de emprendedores tecnológicos bolivianos

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

04:17 / 16 de diciembre de 2013

Los drones, como muchos saben, son aquellos aviones no tripulados, manejados a control remoto, relativamente pequeños, que han sido noticia gracias a más de una acción abiertamente hostil del Ejército de EEUU contra poblaciones civiles de Oriente Medio. El 12 de diciembre, La Razón tuvo el gusto de dar la noticia del vuelo de primer drone construido en el país.

El autor de esta hazaña —es justo   reconocerlo— se llama Álex Chipana, quien expuso su prototipo en el marco de la Primera Feria Interinstitucional de Software Libre. Ambos elementos, la fabricación de un drone en Bolivia y los avances en software libre, son hitos de gran relevancia que marcan un enorme paso hacia adelante en el trayecto de la soberanía tecnológica para nuestro país.

Por un lado, la fabricación de un drone boliviano muestra que la aplicación de tecnologías avanzadas en robótica es perfectamente posible en el país sin contar con el apoyo del Estado, y precisamente en El Alto, cuna de industriosos productores —pequeños y medianos— que hace un tiempo ya nos habían sorprendido con el audaz intento de construir un helicóptero.

Por otro lado, sobre el desarrollo del software libre (es decir, un programa de computación con la posibilidad de modificarlo, a diferencia de un modelo privativo, en el que se paga sólo por el uso del software, pero no se lo puede modificar, y si se quiere desarrollar un programa similar pero con ligeras variaciones se debe comenzar desde cero) es importante destacar su potencial contribución para la seguridad en materia de tecnologías de la comunicación e información. Y, en este rubro, la seguridad equivale a soberanía.

A las vulnerabilidades informáticas del software privativo, del almacenamiento en servidores extranjeros y de las cuentas de correo electrónico gratuitas que, a la larga, son propiedad de empresas extranjeras (con lo cual la propiedad de la información de los usuarios está enajenada), se debe añadir que el software libre haría posible una disminución radical de los costos de desarrollo y mantenimiento de sistemas informáticos en Bolivia.

Mucho de lo que se ha hecho en Bolivia en materia de robótica y de software libre se ha realizado sin contar con el apoyo del Estado. Pero no nos equivoquemos: no se requieren grandilocuentes iniciativas de creación de entidades estatales especializadas ni en robótica ni en software libre. Lo que necesitan los desarrolladores de tecnología bolivianos —que son quienes construyen, en primera instancia, la base material de la soberanía tecnológica en nuestro país— son mercados.

Lo mejor que el Estado puede hacer por los emprendedores tecnológicos de nuestro país es comprarles sus productos, preferirlos frente a la oferta del exterior y —con el tiempo— exigir estándares más altos de calidad.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia