Editorial

Duelo y pesar

Eugenio no sólo fue un compañero de trabajo, sino también y sobre todo un amigo

La Razón / La Paz

00:57 / 15 de mayo de 2012

La Razón está de duelo. El domingo en la madrugada, Eugenio Aduviri, uno de nuestros periodistas, fue víctima de delincuentes que lo asesinaron con un golpe en la cabeza. Si bien las circunstancias de su muerte aún se desconocen, se presume que la ambición y la pereza están detrás de este cobarde hecho, por cuanto fue asaltado para robarle sus pertenencias.

Ahora, su familia llora con profundo pesar esta terrible injusticia, que les ha privado de su cariño, de su compañía y de su soporte. Sentimientos de dolor y rabia que compartimos en gran medida, puesto que Eugenio no sólo fue un compañero de trabajo, sino también y sobre todo un amigo, que estuvo en las salas de redacción de este diario en dos periodos, desde 1992 hasta 1999, y posteriormente desde 2004 hasta el sábado 12 de mayo.

El asesinato de Eugenio Aduviri se suma al de los hermanos Verónica y Víctor Peñasco Laime, periodistas que murieron en febrero de forma similar en El Alto, en horas de la madrugada, cuando se dirigían desde su domicilio hasta su fuente de trabajo. Entonces la reacción de la población alteña y la resonancia de los medios de comunicación dieron pie a una investigación que terminó con el arresto de los supuestos asesinos de los hermanos Peñasco. Pero como bien puede constatarse, el impresionante despliegue policial para hallar a los culpables no fue sino un hecho coyuntural, una suerte de performance para aplacar la ira de la gente, frente a un problema de inseguridad creciente, que requiere de cambios estructurales.

En efecto, la delincuencia no se explica sólo por la propensión criminal  de ciertas personas o los malos hábitos que se desarrollan en ciertos ambientes. La falta de oportunidades juega un papel fundamental como factor delincuencial y, en el largo plazo, su superación parece ser el único mecanismo sostenible de disuasión delictiva.

La incriminación de nuevas conductas, el aumento de las sanciones, la persecución intensa, el incremento de la capacidad policial y la construcción de nuevas cárceles no pueden entenderse como plena solución al problema. Deben considerarse también los factores culturales, sociales y económicos detrás de la delincuencia, de cuya remoción depende la obtención de resultados disuasivos. Asimismo, es imprescindible contar con planes de reinserción que realmente ofrezcan, a quienes han delinquido, una alternativa de subsistencia.

En lo inmediato, La Razón demanda de las autoridades competentes el pronto esclarecimiento del asesinato de Eugenio Aduviri, y la sanción de los criminales que cometieron éste y otros delitos que aún siguen sin resolver. Impunidad que potencia la inseguridad y que no ha hecho sino generar un ambiente de animadversión ciudadana contra el funcionamiento del sistema penal.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia