Editorial

Equilibrio político en Estados Unidos

Este resultado augura una etapa de incertidumbre durante los últimos dos años de la gestión de Trump.

La Razón (Edición Impresa)

00:12 / 10 de noviembre de 2018

Las elecciones de medio término en Estados Unidos han vuelto a evidenciar el contexto polarizado en el cual se desenvuelve la política de ese país desde hace varios años. Si bien los demócratas consiguieron una mayoría en la Cámara de Representantes, los republicanos han logrado retener el control del Senado.

La política en el país del norte se caracteriza cada vez más por el aumento de la polarización entre las corrientes progresistas, cercanas al partido demócrata, y las fuerzas conservadoras, alineadas en torno a los republicanos. Desde el surgimiento, a inicios de la presidencia de Obama, del denominado Tea Party, el partido republicano se ha ido radicalizando en torno a la cuestión migratoria o temas sociales como los derechos de la mujer o de la comunidad LGBT. En las elecciones de 2016 ese conservadurismo se vio fortalecido con las orientaciones nacionalistas, en lo comercial, y ultraliberales, en aspectos impositivos, de Donald Trump.

En el otro campo, la influencia de la izquierda demócrata se ha reforzado con la aparición de líderes como Bernie Sanders y una gran cantidad de candidatas mujeres y personalidades pertenecientes a minorías étnicas y de la comunidad LGBT. Este proceso se ha traducido en la configuración de un cuerpo electoral muy polarizado en términos sociales y geográficos. En este sentido, los votos demócratas se concentran cada vez más en las grandes zonas urbanas costeras y entre los jóvenes, las mujeres, las minorías y las personas menos religiosas. Mientras que los adherentes republicanos viven sobre todo en localidades rurales, donde las iglesias protestantes ejercen una gran influencia, y en segmentos de electores blancos con baja escolaridad.

Las elecciones de medio término del martes no han resuelto esa contradicción; al contrario, la han ratificado, pese a la baja aprobación de la gestión de Trump a nivel nacional. Por otra parte, ha aumentado el voto demócrata en las ciudades, lo cual les ha permitido obtener la mayoría de los legisladores de la Cámara de Representantes. Sin embargo, los republicanos, entre éstos varios candidatos cercanos a Trump, han logrado mantener su mayoría en el Senado, y han reforzado sus posiciones en muchos estados. Este resultado augura una etapa de incertidumbre durante los últimos dos años de la gestión de Trump, quien deberá enfrentar un fuerte contrapeso en el Congreso; aunque esto no podrá paralizarlo por completo, y aún tendrá cierto margen de acción para impulsar sus iniciativas. Por otra parte, la elección presidencial de 2020 aparece notablemente abierta y sin un favorito claro.

El mundo se pregunta ahora si esta aguda contradicción electoral y política que se vive en Estados Unidos se va a trasladar a su política exterior, hoy por hoy alejada de la coherencia y del multilateralismo, algo que nos debería preocupar a todos.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia