Editorial

Ejemplo de superación

Subeditorial

La Razón

01:26 / 09 de julio de 2012

El miércoles pasado, la Federación Sudafricana de Atletismo confirmó que Óscar Pistorius será uno de los integrantes del relevo 4 x 400 y disputará los 400 metros planos en Londres-2012. Esto significa que será el primer deportista en competir en las jornadas de atletismo convencionales y paralímpicas.

Pistorius nació sin peronés ni tobillos debido a una malformación congénita. A los 11 meses, sus padres decidieron que se le amputen ambas piernas, pues la malformación podía avanzar, lo que representaba una seria amenaza para sus huesos. El hecho de que su hijo iba a lograr adaptarse mejor a las prótesis si las usaba desde pequeño también influyó en esa difícil elección. No se equivocaron. En seis meses, podía correr sin problemas con sus prótesis. Las dificultades surgieron a la hora de empezar el colegio, pues sus compañeros se burlaban constantemente de su condición. No obstante, las burlas no hicieron sino fortalecer su carácter, y le ayudaron a formar una disciplina y una voluntad admirables. Gracias a ello, se encuentra ahora entre los mejores deportistas del mundo. Con palabras y acciones, Pistorius ha declarado a los cuatro vientos que él no es un inválido, simplemente no tiene piernas. Además, nos recuerda que “todo el mundo tiene alguna discapacidad... las peores son las del espíritu”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia