Editorial

Elección en Beni

No es poco lo que se juega hoy en los comicios para elegir al gobernador de Beni.

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 20 de enero de 2013

Hay un consenso generalizado entre políticos, analistas y comentaristas mediáticos en que los resultados de la elección de gobernador o gobernadora hoy, en Beni, será una suerte de “termómetro” para el clima político del país o que “marcará la tendencia” con miras a la elección general de 2014. Lo que suceda hoy tendrá efectos políticos importantes.

En efecto, pese a que el mandato del nuevo gobernador o gobernadora que se elija será sólo para completar la actual gestión, que se inició en abril de 2010 y concluye en abril de 2015, de modo que el nuevo gobierno departamental durará sólo de dos años y tres a cuatro meses, lo que se señala es que de los resultados que emerjan al final del día, la primera lectura intentará descubrir la verdadera fuerza del Movimiento Al Socialismo en el Beni, y por extensión, aunque esto sea inexacto, en el resto del país, así como predecir lo que puede suceder en siguientes elecciones, especialmente en la que debe celebrarse en diciembre de 2014 para elegir Presidente del Estado.

Al respecto, cabe recordar que Beni fue, hasta antes de 2010, cuando se realizó la primera elección de gobernadores en todo el país, un bastión conservador en el que el poder era disputado por el MNR y ADN, y una opción de clara raigambre indígena, campesina y popular, como el MAS, tenía pocas opciones. Sin embargo, si en las elecciones prefecturales de 2005 el MAS obtuvo el 6,7% de los votos, en la elección para la titularidad de la gobernación de 2010 logró el 40,1% del total de sufragios.

Este crecimiento, relativamente vertiginoso, aunque no sorprendente en el contexto nacional de los últimos siete años, puede explicarse, según la interpretación de un connotado sociólogo beniano, porque “la política se pluralizó. Ha habido una emergencia de actores nuevos, como profesores, mujeres, campesinos e indígenas, reduciéndose la influencia que antes tenían de los grupos ganaderos”, aunque, explica, ese cambio no necesariamente significa que “el modo de hacer política sea hoy diferente”.

Así, el pueblo beniano tiene la opción de elegir entre cuatro candidatos: el exsubgobernador de ese departamento Carmelo Lens, representante de una coalición de partidos y agrupaciones ciudadanas conservadoras; la representante del MAS, Jessica Jordan, ya candidata en 2010; el exdiputado indígena Pedro Nuni, representando a los grupos indígenas que se alejaron del oficialismo, y Ademirzon Algarañaz, quien por falta de mayor capital político, simbólico y, probablemente, económico, pasó prácticamente desapercibido y ni siquiera figura en las encuestas de intención de votos.

No es, pues, poco lo que se juega en el Beni: o la restitución de un espacio de resistencia para los movimientos conservadores y opositores al Gobierno, o la consolidación de una suerte de hegemonía del partido gobernante.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
22 23 24 25 26 27 28
29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia