Editorial

Elecciones en Cataluña

La vocación independentista de Cataluña ha sido una constante en la historia española

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

00:04 / 01 de octubre de 2015

El domingo se celebraron las elecciones parlamentarias en Cataluña, una comunidad autónoma en el seno del Estado español, constituida por cuatro administraciones públicas (la Administración General del Estado, la Generalidad de Cataluña, las diputaciones provinciales y los ayuntamientos),  con diferentes niveles de responsabilidad y competencias políticas.

Pese a que la Constitución española prohíbe la independencia de las regiones autónomas, dos agrupaciones políticas de esa región se han pronunciado a favor de la independencia catalana: Junts pel sí (JxSI), del actual presidente de la Generalitat; y Candidatura d'Unitat Popular (CUP). Otras tres (las ramas locales del Partido Popular, del Partido Socialista y de la agrupación Ciudadanos) son contrarias a la independencia, mientras que una cuarta agrupación, Catalunya Sí Que Es Pot, está a favor del derecho a decidir de los catalanes.

Los resultados electorales le dieron a JxSI el 39,54% de los votos y a CUP, el 8,20%. El sistema de proporcionalidad que rige en el Parlamento catalán permitió que, pese a no sumar más del 50% de los sufragios, entre ambas agrupaciones lograran 72 escaños, cuatro más para la mayoría congresal (68).

Se pueden realizar muchas interpretaciones sobre los resultados del domingo en Cataluña, pero lo que no se puede objetar es que el sentimiento independentista es cada vez mayor, y esa no es una variable política que pueda ser fácilmente ignorada en la España de los próximos años.

La vocación independentista de Cataluña ha sido una constante en la historia española, con diferentes niveles de intensidad. Encuestas realizadas a lo largo de varios años muestran que los ánimos independentistas de los catalanes se han acentuado después del estallido de la crisis financiera en Europa, y ha sido a partir de 2013 que la opción por la independencia ha descollado en las encuestas.

El renovado fervor de los catalanes por su independencia tiene, entonces, mucho que ver con la situación económica europea en general y española en particular; lo cual tiene sentido, pues en tiempos de inestabilidad financiera las sociedades pueden ser proclives a cambios más o menos radicales. También es posible que muchos catalanes consideren que al ser la región autónoma que más aporta al PIB español (19% aproximadamente), es la que proporcionalmente recibe menos del Estado.

Y junto a razones económicas también existen aspectos de identidad, pues los catalanes se consideran una nación dentro de un conjunto más grande que es España y consideran, con fundamentados motivos, que han sido históricamente relegados y que requieren un margen de acción más acorde con sus necesidades locales. El voto del domingo pasado ha sido una señal política importante, que podría abrir las puertas a una reforma sustancial de la relación entre los catalanes y su patria.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia