Editorial

Elecciones locales

El domingo se confirmó que las elecciones locales pueden catapultar a nuevos líderes políticos

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

01:00 / 31 de marzo de 2015

Por décima vez consecutiva en el caso de alcaldes y tercera para los gobernadores (antes prefectos), el domingo los bolivianos pudieron elegir a sus autoridades locales de manera directa, a través del voto. Adicionalmente, por segunda vez, a la población se le permitió seleccionar a los miembros de los concejos municipales y de las asambleas departamentales.

Según datos del Tribunal Supremo Electoral, en total fueron habilitados 6.043.162 electores con la responsabilidad de elegir a 4.975 nuevas autoridades subnacionales, entre alcaldes (339), concejales (4.026), gobernadores (9), asambleístas departamentales (562), entre varias otras. De acuerdo con las encuestas en boca de urna, el Movimiento Al Socialismo (MAS) continúa siendo la mayor fuerza política del país, luego de ganar en al menos cuatro gobernaciones (Cochabamba, Oruro, Potosí y Pando) y en gran parte de los gobiernos municipales. No obstante, perdió bastiones de gran relevancia como la Gobernación de La Paz y la Alcaldía de El Alto. Además, con excepción de Potosí y  Sucre, las principales alcaldías del país quedaron en manos de la oposición.

Tales resultados confirman que las elecciones subnacionales responden a una lógica muy diferente a la que rige en los comicios nacionales. Esto porque en las regiones persisten liderazgos locales, pero también y sobre todo porque se viene gestando, desde que en 1985 se instauró por primera vez el voto directo para elegir a los alcaldes, un mayor acercamiento entre las autoridades locales y la población.

De allí que el domingo, los ciudadanos de las principales capitales decidieron sustentar con su voto la continuidad de las gestiones que, a su juicio, lograron satisfacer sus necesidades cotidianas; y a la vez “castigaron” a los funcionarios y a los candidatos cuya gestión fue deficiente y/o se vieron inmiscuidos en supuestos hechos de corrupción.

Este fenómeno demuestra que la descentralización no solamente contribuye a mejorar la eficiencia de las políticas públicas, reduciendo la brecha entre los proveedores de servicios públicos y los consumidores locales, sino que además fomenta una mayor responsabilidad y un mayor control de parte de la comunidad frente a la gestión local.

Por otro lado, el domingo se confirmó, una vez más, que los comicios subnacionales pueden catapultar a nuevos líderes políticos. Es el caso de Soledad Chapetón, una mujer de origen aymara que consiguió algo que parecía imposible hace poco tiempo, arrebatarle al MAS la dirección de la ciudad bandera del proceso de cambio. Además, con su victoria, Chapetón se constituye en la primera alcaldesa de ese municipio y la única en las principales capitales del país en los recientes comicios locales.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia