Editorial

Eliminar el hambre

Pese a la persistencia de la pobreza en el país, hay acciones para reducir su incidencia

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

00:09 / 12 de diciembre de 2014

El miércoles, coincidiendo con la celebración del Día Internacional de los Derechos Humanos, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) confirmó que Bolivia ha cumplido la meta del Milenio que se refiere a la reducción del hambre de la población a la mitad. El representante del organismo en Bolivia anunció un premio para el país.

En efecto, según informes de Naciones Unidas, Bolivia es “un caso excepcional” pues es uno de los países de América Latina que mejor desempeño ha tenido en esta materia, al haber logrado reducir el número de personas que sufren hambre, desnutrición e inseguridad alimentaria de 2 millones a 1 millón. La FAO ha destacado que el país haya creado instituciones que abarcan a amplios sectores, y en particular a la población indígena. La agricultura en Bolivia, dice el organismo, tiene un papel crucial en la estrategia de la seguridad alimentaria, pues cerca de un tercio de la población vive en áreas rurales.

El informe también destaca que la estrategia boliviana trata al mismo tiempo de mejorar la productividad de las familias campesinas y paliar las necesidades inmediatas de la población vulnerable mediante programas de protección social y transferencia de dinero, lo que ha contribuido a reducir la pobreza extrema en 17,2%. Asimismo, los ingresos del 40% más pobre de la población han aumentado tres veces más que la media nacional. La reducción de la pobreza se refleja también en la caída de la desnutrición: entre 1994 y 2008 se redujo en 7,4 puntos porcentuales.

A su vez, el Viceministro de Desarrollo Rural y Agropecuario comentó el reconocimiento otorgado por la FAO destacando que el Gobierno tiene tres programas de apoyo a la agricultura. Primero están “las transferencias público-privadas para que nuestros hermanos productores mejoren su  producción”; luego está el programa MiAgua, “que ha sido fundamental en la producción”; finalmente se toma en cuenta “la estrecha coordinación con los productores en las distintas regiones del país”.

Añadió la autoridad que el desafío es profundizar esos programas para avanzar con mayor eficiencia y más rapidez en la erradicación de la pobreza, agregando que el Ministerio de Desarrollo Rural cuenta con más de Bs 1.000 millones, que son transferidos cada año de manera directa, especialmente a pequeños y medianos productores con el objetivo de lograr la seguridad alimentaria para toda la población.

Se trata, pues, de un logro que debe ser celebrado, pues significa que, pese a la persistencia de la pobreza en el país, hay acciones para reducirla y, fundamentalmente, reducir su incidencia al siquiera evitar que la población padezca hambre. Cierto es que hay al menos 1 millón de personas sufriendo por falta de alimentos, lo que también significa que queda todavía mucho por hacer.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia