Editorial

Epidemia

La situación demanda muchos recursos, pero sobre todo información y educación

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 22 de febrero de 2015

Diez días atrás, en este mismo espacio comentábamos la aparición de un brote local de chikungunya con cinco casos confirmados en un populoso y extenso barrio de Santa Cruz de la Sierra. Hasta ayer, los casos confirmados sumaban 29, y las autoridades determinaron declarar estado de epidemia. La situación demanda muchos recursos, pero sobre todo información y educación.

En efecto, los 29 casos de personas afectadas por la enfermedad (que sin ser letal es dolorosa, tiene un tiempo de recuperación muy largo y hasta puede dejar secuelas tales como discapacidad física) ya no están concentrados en un solo barrio de la capital cruceña, y muestran un patrón de contagio en personas relacionadas entre sí y una expansión a los barrios colindantes.

El Director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) cruceño fue el encargado de anunciar el estado de epidemia, aclarando que “no es una situación como para declarar emergencia o alerta en el departamento”. Según la autoridad, los pacientes, cuyo rango de edad va desde los seis hasta los 67 años, están bajo control, pero se prevé que se presenten más casos mientras haya el mosquito infectado con el virus.

Para combatir la enfermedad, el Sedes desplazó el viernes a 200 médicos del Servicio de Salud Rural Obligatorio hasta el foco de infección para acabar con el insecto y captar pacientes con síntomas febriles y dolor en las articulaciones. A su vez, el Ministerio de Salud ha destinado Bs 1 millón para combatir el virus de la chikungunya. El objetivo es eliminar los criaderos del mosquito transmisor de la enfermedad, el Aedes aegypti, y realizar análisis rápidos de casos sospechosos. El dinero será empleado para la compra de biolarvicidas, que sirven para eliminar los huevos del mosquito; reactivos para el laboratorio que identifica la enfermedad; materiales educativos sobre la enfermedad así como la forma de prevenir el contagio; y viáticos para las brigadas que se movilizarán por toda la ciudad.

Cabe recordar que si bien este virus es endémico de África —fue identificado por primera vez en Tanzania hace 60 años—, se sabe que se extiende fácilmente donde existe su vector, el mismo del dengue. Eso quiere decir que el 60% del territorio boliviano, donde habita el 40% de la población, está en riesgo.  

Dado que las personas infectadas se convierten en las principales propagadoras de la enfermedad, pues al ser picados por mosquitos sanos, éstos se transforman en vectores infecciosos, y la enfermedad tiende a diseminarse, es evidente la importancia de brindar abundante información y proveer educación a la población, no solo para que actúe contra el mosquito, sino también para que sepa qué hacer cuando tenga síntomas de la enfermedad. Actuar pronto y de manera eficaz resulta imperativo para evitar que la epidemia se transforme en emergencia.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia