Editorial

Erradicar la pobreza

Además de regalar el pescado,  se debe entregar las redes y enseñar a usarlas.

La Razón (Edición Impresa)

05:13 / 26 de enero de 2015

La lucha de los pueblos y su liberación, emergente de procesos revolucionarios construidos a partir de una conciencia política y el surgimiento de movimientos sociales con la disposición de tomar el poder, debe confluir, necesariamente, al logro de condiciones materiales que denoten mejora en los niveles de vida de la sociedad con igualdad económica y social.

Estos aspectos doctrinales pueden ser validados de manera cuantitativa y objetiva, y el más claro reflejo de la conjunción teórica con la práctica/realidad es la notable disminución de la pobreza que tanto agobia de manera histórica al pueblo boliviano. Una caída del 35% en 2006 a 18% en 2014 en el indicador es una muestra contundente de que una propuesta de acción gubernamental progresista y sostenida por el pueblo puede alcanzar este tipo de logros. En esencia ésta es la razón de ser y existir de la actual gestión de gobierno.

Ahora, el reto se constituye en disminuir a niveles de un dígito y ojalá erradicar del todo la pobreza en el territorio nacional, además que este logro sea permanente, sostenible y cualitativamente reproducible en el tiempo. La interrogante que surge en este punto está asociada a la calidad y efectividad de largo plazo al tipo de acciones y herramientas para que la pobreza sea eliminada y no únicamente reducida.

Hasta el momento, la transferencia en forma de bonos de las rentas (petroleras y mineras) y los excedentes que generaron las empresas estratégicas nacionalizadas fue el mecanismo más efectivo que contribuyó en el corto plazo a contener y luego reducir la pobreza, además de pagar una deuda social con quienes fueron los defensores del patrimonio nacional. Sin embargo, ¿esta acción de política redistributiva es suficiente para asegurar que la pobreza en el largo plazo desaparezca?

La respuesta subyace en la capacidad de concebir un plan integral orientado a eliminar en definitiva la pobreza reconociendo que es condición necesaria y suficiente generar riqueza, potenciar a los recursos humanos y diversificar las fuentes de generación del excedente de forma que no se generen fisuras que signifiquen un retroceso en los logros alcanzados en esta materia.

Por el momento se viene ganando la batalla contra este flagelo. No obstante, la dependencia de la economía nacional respecto a la extracción de recursos no renovables y su cotización volátil de precios en los mercados internacionales no generan las condiciones objetivas para romper de una vez y en definitiva las cadenas de la subyugación económica. Es el momento preciso y precioso para emprender la ruta del progreso, iniciando un verdadero proceso de industrialización con la generación de empleo de calidad y bien remunerado, con una población educada que goce de buena salud. Además de regalar el pescado, se debe entregar las redes y enseñar a usarlas.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia