Editorial

Escuelas de gastronomía Manq’a

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

01:50 / 02 de agosto de 2015

Hace pocos años, la fundación Melting Pot Bolivia, encabezada por el danés Claus Meyer (reconocido por ser uno de los mejores chefs del mundo, pero también por su talento como promotor y empresario), inició por estos lados una serie de proyectos para catapultar la imagen de Bolivia como una potencia gastronómica, aprovechando la diversidad de insumos locales y la exquisita comida nacional, con el propósito último de contribuir a la creación de empleos y oportunidades laborales para las familias más desfavorecidas.

Para tal efecto, en 2013 la fundación inauguró Gustu, un local de comida diseñado bajo los mismos criterios que Noma, el restaurante que Meyer administra en Dinamarca, considerado uno de los mejores del planeta; junto a las escuelas de gastronomía Manq’a (comida, en aymara), para formar a chefs bolivianos de alta cocina, seleccionados entre jóvenes de escasos recursos. El domingo anterior, la fundación abrió a orillas del lago Titicaca, en Huarina, su décima escuela, donde se podrán formar decenas de jóvenes. Ciertamente una encomiable iniciativa, que debería ser reproducida a lo largo y ancho del país, pues, como bien se sabe, nada mejor para salir de la pobreza y promover la equidad que formarse en una escuela de excelencia en profesiones de alta demanda, como la gastronomía.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia