Editorial

España y sus medios

La actual turbulencia española ha puesto a prueba a su sistema de medios.

La Razón (Edición Impresa)

00:06 / 01 de noviembre de 2017

En nuestra edición de ayer abordamos en este mismo espacio la situación de difícil equilibrio en la que se encuentra actualmente España, como consecuencia de los tensos capítulos registrados en las últimas semanas en Cataluña. Nos hacen notar una imprecisión que impulsa a rectificar y continuar la reflexión sobre el tema.

Pedimos sinceras disculpas a nuestros lectores por el hecho de que la manifestación organizada el domingo pasado en ese país fue en favor de la unidad en España y no de la independencia catalana. El proceso independentista registró un masivo apoyo en las calles no el domingo, como incorrectamente señalamos, sino un día antes, el sábado. Esta corrección nos da pie a poner sobre la mesa de opinión un tema no sin poca relación: la cobertura mediática que merecen uno y otro tipo de manifestaciones en un país que se quiere democrático.

Qué duda cabe que los tiempos de crisis son los más exigentes exámenes para los medios de comunicación, en la medida en que demandan de los grupos propietarios pero sobre todo de los periodistas un espíritu sereno y un alto sentido de la responsabilidad a la hora de registrar los latidos dispersos de la realidad y a la hora posterior de reconfigurar los relatos periodísticos. La gimnasia informativa está obligada a preservar los principios periodísticos en los momentos de mayor confusión, de mayor desorden, de mayor riesgo. Así, la actual turbulencia española ha puesto a prueba a su sistema de medios.

Esto dicho, queda claro que los medios de comunicación no bajan del cielo por obra y gracia de ningún espíritu santo, sino que responden a propiedades (todos) y, por tanto, a líneas editoriales. En este sentido, no causó sorpresa ni los enfoques informativos ni las posiciones editoriales. Sin embargo, sí nos atrevemos a señalar que en este tablero mediático se espera, en España y en el resto del mundo, un temple mayor de parte de los llamados medios públicos. Más si se trata de Europa, región donde el concepto de medio público ha logrado experiencias de notable éxito.

No es lo que ha sucedido en este último tiempo con medios de amplia difusión (sobre todo en América Latina) como es Televisión Española. Ha saltado a la vista la selección de las imágenes, pues esa pantalla chica no ha mostrado con la misma energía ni en los mismos tiempos las manifestaciones multitudinarias o las opiniones de los ciudadanos de un lado o del otro de las lecturas que hoy están en choque en territorio español; mismo síntoma si hablamos de la selección de voces tanto políticas como expertas en el tema. Basta ir a CNN para acceder a un abanico más plural tanto en las posiciones como en las entradas disciplinarias al problema. El desafío mediático no es menor.

 

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia