Editorial

Espiar a los amigos

Se confirma así lo que era más que temor o sospecha: EEUU espía masivamente a todos

La Razón / La Paz

00:04 / 02 de julio de 2013

Hace apenas dos semanas, invocando el “espíritu de Berlín”, el presidente Barack Obama aseguró a su colega Merkel ante la Puerta de Brandenburgo: “No estamos mirando los correos electrónicos de nadie en Alemania o en Francia”. Mintió. Este fin de semana se supo que EEUU espía mensualmente cerca de 500 millones de comunicaciones en Alemania.

La revelación del espionaje de comunicaciones telefónicas o por internet fue difundida por el semanario Der Spiegel. Se basa en documentos del hoy célebre Edward Snowden, responsable de haber filtrado los detalles del programa de datos de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA). Por supuesto que los líderes en Berlín reaccionaron con molestia y, claro, exigen explicaciones. Advirtieron incluso que el hecho podría perjudicar las relaciones entre EEUU y la Unión Europea (UE).

Es claro que la operación de espionaje no se limita a las comunicaciones en Alemania. También se supo que alcanzó a la sede del consejo de ministros de la UE. Más todavía. Un reciente reporte del diario británico The Guardian señala que al menos 38 embajadas o misiones extranjeras (entre ellas las de Japón, Francia, India, México y Corea del Sur) están en la lista de datos almacenados por la NSA. Se confirma así lo que era más que temor o sospecha: EEUU espía masivamente a todos.

Más allá de las aclaraciones defensivas brindadas por Obama, quien asegura que las hoy escandalosas acciones de espionaje son “legales y transparentes”, lo cierto es que EEUU ha desplegado un amplio programa para vigilar las comunicaciones telefónicas y por internet en el mundo. La supuesta legalidad y transparencia del mismo radica en que es autorizado por una corte secreta (denominada FISA), al amparo de la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera heredada de la oscura administración Bush.

Al respecto, no deja de ser curioso el argumento con que reaccionaron los europeos al saberse espiados. A reserva del tono utilizado y de la exigencia oficial de explicaciones a Washington, califican de “inaceptable” no el espionaje en sí mismo, sino el espionaje “a países aliados”. La Ministra de Justicia alemana fue más explícita: “Que nuestros amigos de EEUU vean a los europeos como enemigos excede todo lo imaginable”. Se debe espiar a los enemigos, pero no pues a los amigos.

La renovada vigilancia de comunicaciones trajo a la memoria aquellos años de la Guerra Fría, con activo desempeño de los servicios secretos y de inteligencia. Hoy la guerra es contra el terrorismo, y dichos servicios siguen vigentes. La diferencia es que actualmente el espionaje se realiza con la más avanzada tecnología informática y la declarada complicidad de los gigantes de la comunicación telefónica y virtual. Nunca más, en nombre de la seguridad, nuestras comunicaciones en la red serán sólo nuestras.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia