Editorial

Espionaje en internet

Prácticamente no hay comunicación que no sea moni-toreada por el Gobierno de EEUU.

La Razón (Edición Impresa)

04:19 / 10 de junio de 2013

La revelación, el jueves, de que la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por su sigla en inglés) de EEUU vigila las comunicaciones que se producen a través de los servicios de telefonía e internet en ese país, ha causado indignación en todo el mundo, pues las autoridades estadounidenses han reconocido que la vigilancia, a título de evitar el terrorismo, es global.

Luego de que el diario inglés The Guardian, seguido luego por The Washington Post y el Wall Street Journal, revelara que la NSA obliga a compañías telefónicas como Verizon, una de las principales en EEUU, a permitir a los servicios de inteligencia estadounidense controlar todas las llamadas que se producen, anotando el número de origen, el destino y la duración de la comunicación, se han conocido otros datos igual o más preocupantes.

En efecto, en pronta respuesta a la información, el Director de la Inteligencia Nacional y otras autoridades estadounidenses, incluyendo al propio Presidente de EEUU, reconocieron que se efectúa dicho control de las telecomunicaciones, pero que no afectan a los ciudadanos estadounidenses sino sólo en caso de que se comuniquen con personas en el extranjero. Es decir, el Gobierno estadounidense afirma que el espionaje a las comunicaciones privadas no afecta a los nacionales de ese país, pero sí al resto del mundo.

No sólo eso, también se confirmó que el control abarca a todas las compañías telefónicas, así como a los principales proveedores de servicios de internet, incluyendo a compañías tales como Microsoft, Yahoo, Google, Facebook, PalTalk, YouTube, Skype, AOL y Apple, lo que significa que prácticamente no hay comunicación que no sea monitoreada, pues son revisados los contenidos del correo electrónico, de los servicios de chat, los videos, las imágenes, datos almacenados y archivos compartidos.

A raíz de ello, el diario The New York Times reveló en su edición del viernes que las tareas de espionaje telefónico y en internet no son propiamente una novedad, sino que se ejecutan, la una desde hace siete años y la otra desde hace seis, y que ambas están contempladas en la Ley Patriótica, aprobada luego de los ataques de septiembre de 2001, y luego complementada por la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISA, por su sigla en inglés), que obliga a las telefónicas y empresas de internet a facilitar toda la información de sus usuarios a los servicios de inteligencia estadounidense.

La primera conclusión que se extrae del caso es que EEUU desempeña su papel de guardián global del peor modo posible, pues, para tranquilizar a la opinión pública de ese país, afirma que la intimidad violada no es la de los estadounidenses, que permanece protegida por su Constitución, sino la del resto del mundo, lo cual permite inferir que para ese país el mundo entero es un lugar inseguro.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia