Editorial

Estrategia marítima

La visita del Presidente del Estado a La Haya incomodó al Gobierno de Chile

La Razón / La Paz

00:22 / 15 de junio de 2012

En el marco de la estrategia de reivindicación marítima, el martes el Jefe del Estado visitó en Holanda a los presidentes de las cortes Penal Internacional e Internacional de Justicia, en sendos actos estrictamente protocolares de los cuales se informó de manera escueta; sin embargo, tuvieron el efecto de poner incómodo al Gobierno de Chile.

En efecto, luego de visitar la capital de Italia, donde fue nombrado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) embajador especial de la quinua, el Mandatario boliviano se trasladó a Holanda, donde participó de una feria sobre horticultura, aprovechando para visitar las cortes internacionales antes citadas.

Por lo poco que se supo de las reuniones, el Mandatario fue recibido primero en la ciudad holandesa de Rotterdam por el presidente de la Corte Penal Internacional (CPI), Sang-Hyun Song, a quien informó sobre la elección por voto universal de las autoridades del Órgano Judicial y del Tribunal Constitucional bolivianos, y pidió colaboración para el proceso de implementación de los cambios a la Justicia en el país.

También se informó que en la Corte Internacional de Justicia (CIJ), el gobernante planteó al presidente de ese órgano jurisdiccional el problema marítimo que enfrenta Bolivia, “tras una guerra injusta con Chile que le privó de una salida al mar”. En respuesta, el magistrado le explicó que hay tres instancias en las que Bolivia puede apelar para lograr su propósito, una de las cuales es acudir a la Corte Internacional de Justicia.

A su vez, en Chile, las autoridades de la Cancillería afirmaron que el Presidente boliviano no había logrado plantear la demanda ante la CIJ, sin señalar que ese no había sido el objetivo de la visita, la misma que, por otra parte, fue un duro mentís a un diputado chileno que el fin de semana había afirmado que en las cortes con sede en Holanda Evo Morales no sería recibido “ni por el portero”.

A su regreso al país, el Jefe del Estado, a tiempo de informar sobre su viaje, reiteró las razones por las que Bolivia planteó, en el seno de la reciente Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), discutir con Chile una reformulación del Tratado de Paz y Amistad firmado por ambas naciones en 1904. En resumen, que el vecino país ha incumplido varios aspectos del Tratado, particularmente lo referido al libre tránsito de mercancías de y hacia Bolivia. Estos incumplimientos, según el Mandatario, han provocado que el Tratado esté “muerto”.

No se trata, pues, de heroicos actos para recuperar la cualidad marítima perdida con la guerra de 1879, pero sí de una acumulación de gestos, que en las relaciones internacionales tienen una importancia nada desdeñable, sobre todo cuando los objetivos están claros. Ojalá este sea el caso.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia