Editorial

Explotación laboral

La Razón (Edición Impresa)

01:26 / 10 de noviembre de 2016

Días atrás, la Policía brasileña rescató a varios operarios de un taller textil en Sao Paulo, donde trabajaban en promedio 14 horas al día en condiciones infrahumanas. Los empleados, seis de ellos bolivianos (quienes vivían hacinados en el mismo taller junto a sus familiares), recibían entre 1 y 2 dólares por cada prenda que elaboraban para la reconocida marca de ropa brasileña M.Officer, cuyos directivos acaban de ser multados con $us 1,9 millones por someter a sus trabajadores a condiciones laborales similares a la esclavitud y por dumping social, práctica que ocurre cuando una empresa baja los costos de su producción gracias a la precariedad laboral. No es la primera vez que se publican noticias de este tipo, en las que se da cuenta de casos de bolivianos que se trasladan a otras regiones con promesas de estabilidad laboral y buenos salarios, pero una vez que llegan al país de destino sus ilusiones se convierten en pesadillas.

De allí la importancia de impulsar campañas que adviertan sobre esta manera de proceder, que se aprovecha de la ingenuidad y la desinformación para medrar con la vida y dignidad de los sectores más vulnerables; pero también de realizar operativos como el de Brasil, pues, como bien se sabe, en Bolivia también se registran casos de trata y tráfico de personas con fines de explotación laboral y sexual.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia