Editorial

Explotación laboral

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 11 de agosto de 2017

El jueves, la Policía argentina rescató a una boliviana de 18 años que desde hace un mes estaba siendo explotada laboralmente en un taller de costura en Buenos Aires, cuyo propietario era otro súbdito boliviano. Este hombre, según relatan algunos medios argentinos, le ofreció a la joven un puesto bien remunerado como costurera y se encargó de trasladarla desde Bolivia hasta Argentina. Pero una vez que estuvo lejos de su hogar, la obligó a trabajar día y noche en tareas de costura y de limpieza, sin pagarle ni un solo centavo por sus servicios con el pretexto de que le debía pagar el costo del traslado.

Durante los primeros días la muchacha se comunicó esporádicamente con sus seres queridos vía celular. Gracias a ello se enteraron sobre la ubicación del taller (en el barrio San Martín), así como las condiciones infrahumanas en las que vivía y los malos tratos recibidos. Y si bien después perdieron contacto, con estos datos los familiares presentaron una denuncia a la Policía argentina, cuyos efectivos en poco tiempo rescataron a la joven y arrestaron a su explotador. Como bien se sabe, no es la primera vez que salen a la luz casos de explotación laboral de bolivianos en Argentina en los que son los propios compatriotas quienes se encargan de reclutar y explotar a estas víctimas. Urge, en este sentido, reforzar los mecanismos de control en el país, con énfasis en la implementación de campañas educativas que informen sobre este tipo de delitos y la mejor manera de prevenirlos.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia