Editorial

Familias en riesgo

Varias familias corren el riesgo de desintegrarse por causa del alcohol, la violencia y la pobreza

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

01:50 / 30 de octubre de 2014

Un reciente diagnóstico de Aldeas Infantiles SOS advierte que varias familias de El Alto corren el riesgo de desintegrarse debido al excesivo consumo de alcohol entre los padres, la violencia intrafamiliar y la pobreza. Cuando ocurre este tipo de fenómenos, siempre son los niños los más perjudicados, pues terminan viviendo en las calles, que nunca son seguras.

En efecto, sin el amparo y cariño que solamente un hogar puede brindar, los niños y niñas están expuestos a sufrir no solamente hambre, frío y enfermedades, sino también toda clase de agresiones físicas y psicológicas. Además de maltratos y abusos ejercidos por huérfanos más grandes, son víctimas de violencia sexual practicada por sus pares, especialmente las niñas, así como también por adultos que se aprovechan de su desamparo para saciar sus instintos más sórdidos, a cambio de unas cuantas monedas o un poco de alimento. Como es de suponer, los vicios, la depresión, el alcoholismo y la violencia son pan de cada día en esta lucha por la supervivencia.

Por si esto fuera poco, se sabe que las redes de trata y tráfico están al acecho en busca de menores en estado de orfandad, con el propósito de explotarlos sexual y/laboralmente. Los testimonios y datos que se manejan al respecto dan cuenta de una maldad que no conoce límites. Se trata de un mundo de horror donde los cuerpos son concebidos como meros objetos de placer, pero de un placer enfermo, que se alimenta con el tormento, la amargura, la humillación y el dolor ajenos. Por ejemplo, en julio de 2012, La Razón publicó un reportaje a partir del testimonio de una niña de 12 años a la que la pobreza condujo hasta una red de trata de personas en la sede de gobierno. Lavar pequeñas prendas interiores manchadas con sangre fue la tarea que le dio la bienvenida a ese infierno difícil de concebir. Poco después de ser testigo de la explotación y el horror de niños entre 7 y 14 años, pasó a ser una más de las víctimas, violada hasta 20 veces al día. Después de semanas de horror, logró huir.

Conscientes de estos riesgos y de la violencia en las calles, Aldeas Infantiles SOS se ha propuesto abrir con recursos propios un centro infantil piloto en las zonas más vulnerables de la segunda urbe más poblada del país. El propósito de este proyecto es el de atender a por lo menos 70 menores de seis años en riesgo, y a la vez trabajar con las familias y la comunidad en general para prevenir la violencia y la expulsión de los niños a la calle.

Y es que a quienes trabajan en esa notable institución la experiencia les ha enseñado que la familia no solamente es determinante para el desarrollo social, emocional y cultural de los niños y niñas, sino también el espacio ideal para que experimenten una infancia positiva y puedan romper el círculo vicioso de la violencia y la pobreza. 

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia