Editorial

Fin del bipartidismo

Los electores decidieron enterrar el bipartidismo del sistema político español

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

00:36 / 22 de diciembre de 2015

En las elecciones generales que se celebraron el domingo en España, los electores decidieron enterrar el bipartidismo en torno al que ha venido girando el sistema político español desde 1977, en el cual el poder se alternaba entre el Partido Popular (PP), organización conservadora de centroderecha, y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), de centroizquierda.

En efecto, luego de cuatro décadas de alternancia entre el PSOE y el PP en las esferas del poder, España ingresa a una dinámica distinta marcada por la irrupción de las nuevas generaciones agrupadas en organizaciones de reciente data, particularmente Ciudadanos (centroderecha), pero también y sobre todo Podemos (izquierda y antiausteridad), que fue el tercer partido más votado en su segunda aparición electoral (la primera fue la elección de eurodiputados), bajo el mando de Pablo Iglesias, como expresión de un nuevo mapa político en la península ibérica.

El PP, el partido más votado, obtuvo 123 escaños; le sigue el PSOE, con 90 diputados; Podemos, con 69; y Ciudadanos, con 40 legisladores. Otros partidos minoritarios suman 28 escaños. Huelga recordar que España tiene un régimen presidencialista, es decir que el presidente es elegido por el Parlamento, que cuenta con 350 legisladores; entonces, para poder formar un gobierno se necesita, en un principio, como mínimo 176 escaños, la mayoría absoluta.

En este complicado panorama, Podemos ha marcado diferencias frente al PSOE y al PP, que si bien nominalmente tienen tendencias distintas, han coincidido programáticamente a lo largo de las últimas décadas. En ese sentido, el partido liderado por Iglesias, que se presenta como una expresión de la España indignada y tiene como referencia el movimiento social que estalló el 15 de mayo de 2011 en demanda de una mayor equidad, combate a la corrupción y protección a la sociedad frente al poder de los grandes conglomerados económicos, puede convertirse en un factor decisivo a la hora de consolidar un nuevo eje político español.

En ese sentido, Iglesias ha sido cauto en sus declaraciones sin comprometerse con ninguna fuerza; y ha señalado cuatro condiciones para participar en cualquier alianza. En primer lugar, ha pedido el blindaje de los derechos sociales, en particular el derecho a la vivienda y la paralización de los desahucios. En segundo lugar, Podemos ha planteado una reforma del sistema electoral, que configure un campo político con representación más ajustada a la proporcionalidad. En tercer lugar, está la introducción de un mecanismo de revocatoria de mandato mediante referéndum. Y por último, el reconocimiento constitucional de España como un país plurinacional.

Ya sea que Podemos logre o no imponer sus condiciones para garantizar un terreno de gobernabilidad en España, su presencia de ahora en adelante será ineludible para el destino de aquel país.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia