Editorial

Futuro gasífero

Para lograr las metas previstas en materia energética hacen falta algunas acciones

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

01:06 / 23 de agosto de 2014

En el VII Congreso Internacional de Gas y Energía, efectuado hace pocos días en la ciudad de Santa Cruz, se debatieron varios temas asociados al presente y futuro de la industria hidrocarburífera y energética nacional. En el balance, las perspectivas para el país se ven alentadoras; sin embargo, para lograr las metas previstas son necesarias algunas acciones inmediatas.

La primera constatación es que la demanda regional de gas y sus derivados se encuentra asegurada hasta 2030, según estimación de los expertos. Esta afirmación se fundamenta en las proyecciones de las necesidades del sector industrial y energético de Brasil, lo que contempla el aprovisionamiento sostenible de gas natural para sus plantas termoeléctricas y de procesamiento de fertilizantes.

Esta potencial situación del mercado regional coloca a Bolivia en una inmejorable posición para la promoción y realización de nuevas inversiones en el eslabón de más alto riesgo de la cadena productiva del gas, sean extranjeras a través de las transnacionales o del Estado por medio de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB). En este sentido, la primera acción estatal de la política hidrocarburífera debiera priorizar de manera estratégica la exploración de nuevas reservas probadas, que aseguren a Bolivia como un país proveedor creíble en el largo plazo.

Un segundo elemento que debe quedar meridianamente claro es el asociado a las condiciones de distribución de beneficios que implicaría una sociedad de riesgo conformada entre el Estado y las empresas transnacionales para futuras exploraciones. Este factor es particularmente sensible a la población, particularmente ahora que el país se encuentra inmerso en un proceso eleccionario donde las proyecciones, cálculos y estimaciones de los “expertos” resultan contaminados con cifras mágicas, dependiendo de la calculadora política o ideológica que se emplee.     

Esta primera gran tarea es de vital importancia, porque en un muy corto plazo se dará inicio a la renegociación de contratos de venta y provisión de gas con nuestros mejores clientes; en particular Brasil, que actualmente paga por el gas boliviano el doble del precio cotizado en los mercados internacionales. Ahora, si el gigante brasileño percibe que Bolivia no cuenta con el volumen y reservas de gas probadas que satisfagan sus necesidades energéticas por los siguientes 15 años, seguramente esa negociación habrá terminado antes de comenzar.

Si bien la temática gasífera es intrínsecamente complicada por sus aristas económicas, técnicas y ambientales, es de orden prioritario tomar conciencia colectiva e individual sobre su verdadera relevancia en el destino de la patria; de lo contrario, quedaremos todos sorprendidos observando cómo la oportunidad de generar riqueza para el largo plazo se hace gas. 

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia