Editorial

Gas vehicular

El registro de vehículos a GNV es vital para salvaguardar la seguridad de los ciudadanos

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

00:05 / 11 de junio de 2014

Todo empadronamiento tiene el gran defecto de exigir un esfuerzo de quienes deben ser empadronados. Ha sucedido días atrás con el registro de las y los vecinos de todos los hoteles y centros de convenciones de la Cumbre del G77 en Santa Cruz, y está sucediendo con el registro de tanques de gas natural vehicular (GNV). Pero tiene la virtud de servir a la seguridad.

En efecto, desde abril hasta ayer debía realizarse el registro obligatorio de tanques de almacenamiento de GNV en los automóviles instruido por la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH). Sin embargo, como era previsible, los dos meses de plazo fueron insuficientes para asegurar el registro de todos los motorizados que se estima funcionan con ese carburante, y la entidad fiscalizadora tuvo que ampliar el plazo en cuatro meses más.

Según la ANH, en todo el país, el parque automotor que consume GNV asciende a aproximadamente 355.000 motorizados, de los cuales se registraron en esta primera fase cerca de 25.000 vehículos (7,04%). El objetivo de este registro, que es obligatorio y es gratuito, es el de conocer el estado de los cilindros de almacenamiento, el tiempo de su uso, su procedencia, la marca, año de fabricación, capacidad y otras características técnicas que posibiliten a la ANH conocer el estado de estos equipos, así como vincularlo con el sistema informático de control de comercio y uso de GNV conocido como B-Sisa y que funciona de modo automático en los surtidores.

La resolución administrativa que dispone la ampliación del plazo hasta el 17 de octubre establece que el registro se efectuará en las 234 estaciones de servicio de GNV y en los 246 talleres autorizados que existen oficialmente en el país. Durante los dos primeros meses, esta tarea se realizaba únicamente en los talleres autorizados.

El registro así cumple la doble función de, primero, permitir el monitoreo del estado de los tanques de GNV, que al carecer de mantenimiento y monitoreo se pueden convertir, literalmente, en bombas de tiempo y, segundo, de establecer las bases para un sistema de información y control del proceso de transformación de la matriz energética del país.

Esto último no es un dato menor, considerando que en los últimos nueve años el consumo de GNV en el país se incrementó en 352%. La industria de la conversión de motores da empleo en 201 talleres acreditados en seis ciudades capitales, además de los que regenta la Gobernación de Tarija; y genera demanda en 239 surtidores que proveen GNV, de los cuales 221 son privados y 18 de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

Toca ahora que las y los usuarios de GNV en todo el país hagan el esfuerzo de registrar los tanques de sus vehículos, pues de esta manera aportan a la seguridad de todas y todos y ayudan a construir un Estado responsable.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia