Editorial

Gracias, Salvador

Parte un conocedor entusiasta y curioso por leer la cultura y las peculiaridades del país

La Razón / La Paz

01:03 / 05 de abril de 2012

Nos ha dejado el sociólogo boliviano Salvador Romero Pittari. Se va un intelectual completo, sentipensante, como dice Eduardo Galeano; completo también en su mirada sociológica larga, abarcadora de complejidades y ajena a cualquier apasionamiento que lo aleje de su función de investigador. Parte un conocedor curioso y entusiasta. Parte nuestro columnista.

La cuna académica de Romero Pittari lleva un sello francés, no cabe duda. No porque se formó básicamente en el hexágono sino porque sus opciones teóricas han recibido, entre otras, la caligrafía de Alain Touraine. En su camino encontró interesantes amigos como el trabajo del bolivianista francés Jean Pierre Lavaud, con quien tejió una amistad y “complicidades en las miradas”, como escribió él mismo hace poco en una de sus columnas en La Razón. Sus inspiraciones dejaron pasar sin prejuicios a teóricos clásicos como a autores de distinta madera, a los que este cientista hizo conversar sobre temas actuales.

El doctor Romero compartió su interés en las luchas y movimientos sociales en sus clases en las varias universidades, donde logró con éxito contactarse con los jóvenes, y que sus estudiantes miren en la diversidad y el rigor sin consigna alguna, porque nunca fue un pensador de manual.

Romero Pittari tuvo la virtud académica de dialogar sin complejos con el pensamiento sociológico, europeo en particular; al mismo tiempo, la virtud de mirar, también sin complejos, la historia boliviana, el transcurrir de las grandes tendencias de pensamiento. Observó con acierto donde no se observa con frecuencia.

Su lente atravesó creativa y provocativamente la literatura boliviana, como lo demuestra en su texto Las Claudinas, donde nos pide detenernos en estos personajes que agitando polleras rompen estructuras y  revolucionan corazones y pensamientos. Releyó autores anquilosados por los textos clásicos para proponer interpretaciones novedosas. Un curioso por leer la cultura y la producción intelectual del país.

Hoy también nos despedimos de Salvador, columnista pero sobre todo amigo de La Razón. Construyó parte de este diario con artículos que acompañaron el debate nacional actual, marcando posiciones siempre hijas de la academia y divorciadas de cualquier opinión antojadiza. Sus textos trataron desde los retos de una democracia plurinacional hasta el arte de leer, pasando por la mirada sociológica sobre los almanaques a los que acudían nuestros abuelos. Su escritura se meció permanentemente entre el rigor académico, un interés sincero y un sentido del humor de etiqueta negra.

Hoy, antes de lamentar el silencio próximo en nuestras páginas de opinión, celebramos con admiración y amistad los años que lo hemos tenido entre nosotros. Gracias, Salvador.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia