Editorial

¿Guerra comercial?

Existe coincidencia entre los expertos en que en una guerra comercial solo habría perdedores.

La Razón (Edición Impresa)

00:01 / 31 de enero de 2018

Las condiciones impuestas por EEUU para renovar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC), así como la reiterada posición manifestada por Trump en el Foro de Davos recalcando que su prioridad son los intereses de su país y que no puede haber libre comercio sin acuerdos justos, ha puesto nuevamente en la palestra la posibilidad de que se desate una guerra comercial en el mundo.

Por caso, el lunes, la Comisión Europea difundió un comunicado en el que expresa su disposición a responder cualquier determinación que afecte las exportaciones europeas hacia Estados Unidos. Advertencia que deviene luego de que se difundiese una entrevista grabada el jueves en Davos en la que Trump señala que los productos estadounidenses atraviesan demasiadas dificultades para comercializarse en la eurozona, a diferencia de lo que ocurre con los bienes europeos, que son exportados hacia EEUU “sin impuestos” o con “muy pocos impuestos”.

De allí que, a su parecer, existiría una política “muy injusta” respecto a las exportaciones estadounidenses, lo que podría “transformarse en algo muy grande desde el punto de vista comercial”. Duras palabras que fueron interpretadas por la Comisión Europea como una amenaza indirecta con posibles represalias contra los productos europeos exportados a EEUU, y que suscitaron el mencionado comunicado.

Desde otro flanco, pero en la misma línea, la Administración Trump anunció la semana pasada el establecimiento de aranceles para la importación de paneles solares y lavadoras, lo que supondrá un duro golpe para los fabricantes de estos artefactos procedentes principalmente de China y Corea del Sur. Y lo propio podría ocurrir con las importaciones de acero y aluminio, cuya exportación es liderada por China en el ámbito mundial.

Frente a estas medidas, el gigante asiático ha advertido que podría devolver los golpes, poniendo por ejemplo trabas a la importación y/ comercialización de automóviles estadounidenses en su territorio. Lo que sin duda afectaría a la industria automotriz estadounidense, máxime tomando en cuenta que actualmente China es el mercado más grande para carros sedan del mundo, y se estima que en 2022 supondrá la mitad del crecimiento de este segmento automotriz en todo el mundo.

Huelga resaltar que hasta al momento las amenazas se han limitado sobre todo al plano verbal, pues existe coincidencia entre los expertos en que en una guerra comercial solo habría perdedores, y no ganadores. Y es que, como bien señaló el director General de la OMC, Roberto Azevedo, en una entrevista reciente a propósito de la cumbre presidencial que este organismo celebró en Buenos Aires, “el proteccionismo crea un efecto dominó que se sabe cuándo empieza, pero no cuándo acaba”.

De todas maneras, tal parece que Trump, así como algunos de sus asesores, no termina de entender que el comercio, si se realiza de manera abierta, con reglas claras y de manera justa, puede resultar beneficioso para todas las partes.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia