Editorial

Guerra del transporte

Es preocupante la posibilidad de que grupos de vecinos movilizados se metan en la pelea

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

00:10 / 19 de enero de 2014

El anunciado bloqueo de mañana en la ciudad de La Paz en contra del inicio de operaciones de la flota de buses municipales PumaKatari sin duda será una nueva batalla en la guerra del transporte, cuyas víctimas, como siempre, son las y los usuarios del servicio que no pueden darse el lujo de quedarse sin transporte y que tomarán partido por el servicio público.

En efecto, a la larga lista de abusos cotidianos que los conductores del transporte público someten a las personas, en los últimos meses se han añadido recurrentes paros acompañados de bloqueos y otras movilizaciones que incluyen el ejercicio de la violencia. El problema es que parte de la población se siente inclinada a responder en la misma medida.

Precisamente porque los choferes anunciaron que mañana impedirán la circulación vehicular en la ciudad, el Alcalde de La Paz solicitó el viernes al Comandante General de la Policía y al Comandante Departamental de Tránsito garantizar el derecho a la libre circulación de la ciudadanía durante la movilización de los choferes y el anunciado “bloqueo de las mil esquinas”. El Alcalde solicitó además a la Policía sancionar y decomisar placas a los transportistas que estacionen sus vehículos en las calles y avenidas para bloquearlas.

El presidente de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) de La Paz pidió ayer a los dirigentes de los choferes y al burgomaestre que instalen un diálogo para evitar el anunciado bloqueo. A su vez, en el Gobierno Municipal informaron que la dirigencia de la Federación 1º de Mayo, responsable de la convocatoria a la movilización de mañana, y representativa de 120 sindicatos que trabajan en la ciudad, no había solicitado diálogo, a diferencia de la Federación de Choferes de La Paz, que si bien expresó la susceptibilidad de sus asociados por el efecto que tendrá el servicio edil en sus empleos, puso en agenda una reunión con el Alcalde el martes, para recibir una explicación y anunció que no acatará el paro.

Se tiene, así, un gremio dividido respecto de la reacción ante la amenaza que representa la instalación de servicios públicos de transporte como los buses PumaKatari y, próximamente, el teleférico. Al mismo tiempo, hay una creciente expectativa de la población respecto de estos servicios, que introducirán la noción de eficiencia en el transporte de personas.

El Gobierno Municipal de La Paz se sitúa así a la vanguardia de las transformaciones que la tensa relación entre gremios de transportistas y población usuaria viene demandando con creciente urgencia. Es previsible que hayan muchas más batallas, y es preocupante la posibilidad de que grupos de vecinos movilizados se metan en la pelea. Y sin embargo es necesario que el actual sistema de transporte cambie radicalmente sin que, al mismo tiempo, eso signifique dejar a miles de personas sin trabajo remunerado.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia