Editorial

Hambre y muerte en Somalia

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 05 de mayo de 2013

La semana pasada, la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO) presentó un informe sobre la crisis alimentaria en Somalia, entre octubre de 2010 y abril de 2012, que causó la muerte de aproximadamente 258.000 personas, incluyendo a 133.000 niños menores de cinco años. Una tragedia dantesca que, según los expertos, podría haberse reducido si la comunidad internacional hubiese reaccionado a tiempo.

Muchos meses antes de que la emergencia alcanzase su punto más elevado, las señales de que se avecinaba una crisis alimentaria en el cuerno de África eran más que evidentes. De hecho, la FAO advirtió de la probabilidad de una hambruna en agosto de 2010. A pesar de ello, ni los gobiernos ni las organizaciones internacionales adoptaron acciones efectivas para contrarrestar la hambruna; en gran medida por la susceptibilidad del sistema de ayuda internacional, en el que los encargados de tomar decisiones suelen esperar a que se produzca una situación crítica antes de actuar.

Ojalá esta tragedia sirva al menos para que la comunidad internacional mejore su capacidad de reacción y sus sistemas de alerta, a fin de prevenir los peores efectos de una crisis alimentaria antes de que se produzca, particularmente en aquellas regiones donde las sequías son recurrentes.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia