Editorial

Histórica sentencia

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

00:03 / 28 de enero de 2014

La sentencia emitida ayer por la Corte Internacional de Justicia (CIJ) respecto al diferendo por el límite marítimo entre Perú y Chile deja al menos dos lecciones que hay que resaltar. El fallo le otorga a Perú aproximadamente 50.000 km2 de mar, más de dos tercios del territorio en disputa. Primera lección, Perú acudió a La Haya porque Chile se negó sistemáticamente a negociar un acuerdo. Si el país trasandino hubiese aceptado negociar directamente, además de los cuantiosos gastos legales, probablemente sus pérdidas territoriales hoy serían menores.

Segunda lección. Los mandatarios de ambos países declararon su predisposición a cumplir la sentencia de la CIJ antes de que sea dictada. Una determinación fundamental para que pueda ponerse en práctica. Esta buena predisposición chilena (Perú no tenía nada que perder) se debe principalmente a las relaciones cada vez más estrechas entre ambos países, sobre todo económicas. Y ese precisamente es el camino que Bolivia debería recorrer para conseguir una salida soberana al pacífico. Es decir, implementar estrategias con bajo perfil y desde diferentes ámbitos (comercial, cultural, ambiental, económico, etc.) que nos acerquen efectivamente al mar, de tal manera que a Chile le resulte un mal negocio negarse a solucionar la reivindicación marítima boliviana.  

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia