Editorial

Horror en Llallagua

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 31 de mayo de 2015

Por todo lo que representan, por su inocencia y vulnerabilidad, por su necesidad de amparo y amor, muy pocas cosas generan tanta indignación como el abuso y el asesinato de niños pequeños. Por eso no sorprende la ira de los pobladores de Llallagua (Potosí), a raíz de la violación y el posterior asesinato de una niña de tan solo cuatro años, que desa- pareció el 7 de mayo en la vecina localidad de Siglo XX, y cuyos restos fueron encontrados el miércoles.

Sin embargo, esta indignación no justifica la quema de la Defensoría de la Niñez y la casa del principal sospechoso, un adolescente de 16 años; ni tampoco los destrozos de las oficinas de la Fiscalía y de la Policía por parte de la población, en protesta porque las fuerzas del orden decidieron trasladar al autor confeso (no solo de este crimen, sino también de otro asesinato de una segunda niña) a la ciudad de Potosí para impedir que sea linchado.

Ciertamente la ejecución de un chivo expiatorio podría servir como un paliativo temporal, pero no resolvería el problema. Por eso, la indignación de los pobladores debería traducirse en acciones concretas en contra de la violencia en general y hacia los niños en particular, a través de campañas que identifiquen al enemigo y a la vez propongan soluciones claras, medibles y alcanzables para enfrentarlo.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia