Editorial

Identidades

Esta identificación doble, en el fondo, no pone ni quita a lo que importa: la identidad boliviana

La Razón / La Paz

02:43 / 14 de julio de 2012

Días atrás, la Fundación UNIR Bolivia presentó los resultados de una encuesta que bajo el sugestivo título de “Percepciones sobre temas clave” indaga la opinión pública más allá de la coyuntura, y más bien se constituye en una suerte de barómetro social que ayuda a dar cuenta de cómo piensa la gente respecto de los asuntos que hacen a la convivencia en sociedad.

En efecto, el estudio, realizado entre agosto y septiembre de 2011, con una muestra de 2.576 personas, distribuidas en las nueve capitales de departamento, más la ciudad de El Alto y 12 ciudades intermedias, indagó entre otros asuntos la autoidentificación, la percepción y práctica de la discriminación y la confianza en los medios de comunicación.

Sobre los dos últimos temas, destaca el dato que nueve de cada 10 entrevistados reconocen la presencia de la discriminación en el país, siendo 62% del total quienes atribuyen esta situación a la pobreza. Respecto de la confianza en los medios de comunicación, se descubrió que 51% de la población cree en ellos, frente al 45% que les perdió la confianza; la televisión es el medio más confiable: 44% de las personas encuestadas así lo cree, frente al 16% que confía en la radio, el 14% en los periódicos y 7% en internet.

Pero en el contexto del debate sobre la pregunta del próximo censo referida a la autoidentificación, el resultado del estudio de la Fundación UNIR respecto de la autoidentificación es una nueva confirmación de que, contra lo que señala el sentido común, y como hemos insistido antes en este mismo espacio, las categorías indígena y mestizo no son excluyentes, así como no es inmutable el modo en que las personas definen su identidad étnica cultural.

Así, el 47% de los encuestados se identificó como mestizo, menos que en 2006 y 2008, cuando eran 69% y 73%, respectivamente. En contrapartida, subió de 18% en 2006 a 38% la cantidad de personas que se identifican como indígenas. El 9% se identificó como blanco, dos puntos porcentuales menos que en 2008; de este total, en Cochabamba está el 16%; en Tarija, 15%; en Pando, 10%; y Santa Cruz y La Paz están con 8% cada uno. En cuanto a la tolerancia entre los diferentes grupos, el 69% de los quechuas, el 61% de los aymaras, el 64% de los blancos, el 58% de los moxeños y el 58% de “otros indígenas” están dispuestos a trabajar con los mestizos. Blancos y mestizos se muestran menos dispuestos a compartir casa con otros grupos.

Hay, pues, evidencia de que es inútil el debate sobre si se debe incluir o no la categoría mestizo en la polémica pregunta del censo, pues la propia Fundación reconoce que muchos indígenas se asumen, al mismo tiempo, como mestizos, tal y como lo señaló tiempo atrás el especialista en la materia Xavier Albó. Finalmente, esta identificación doble, en el fondo, no pone ni quita a lo que importa: la identidad boliviana.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia