Editorial

Impactos climáticos

El calentamiento global está provocando la migración de cada vez más personas

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

02:55 / 25 de agosto de 2015

El último reportaje de Informe La Razón, publicado ayer, proporciona un retrato bastante preciso sobre los efectos que el calentamiento global está causando en el territorio nacional, con la presencia de nevadas y precipitaciones fuera de tiempo; así como inundaciones, sequías e incendios no solamente cada vez más frecuentes, sino también más intensos.

En efecto, de acuerdo con un reporte del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, en los últimos diez años las granizadas, riadas, inundaciones, sequías, vientos huracanados, plagas y enfermedades han afectado a 250 municipios (74%) de los 339 que hay en Bolivia. En el campo, los desastres climáticos dañaron sembradíos de tomate (388.405 hectáreas), maíz (243.675), arroz (203.119), papa (83.947), trigo (61.789), plátano (24.874), caña de azúcar (35.759), yuca (20.738), quinua (15.371) y cebolla (1.758), entre otros. En términos monetarios, la destrucción de estos cultivos representa una pérdida aproximada de $us 1.060 millones, según una estimación elaborada con base en una metodología desarrollada por la CEPAL.

En términos sociales, el calentamiento global está provocando la migración de cada vez más personas otrora dedicadas a la agricultura familiar o que dependían de la pesca y el pastoreo para sobrevivir. Es el caso de la población de Taraco, a las orillas del lago Titicaca, que se ha visto diezmada porque las granizadas y heladas, que destruyen sus cultivos, han dejado de ser un fenómeno ocasional para convertirse en algo corriente. Y lo propio está ocurriendo con pueblos milenarios como los Uru Chipayas, quienes además de lidiar con la contaminación de la minería y el avasallamiento de sus tierras (huelga recordar que en marzo de 2013 decenas de indígenas de esta etnia caminaron 160 km para denunciar que pobladores aymaras habían construido cercos hechos de madera y alambres de púas alrededor de sus comunidades), se encuentran amenazados por la sequía del lago Poopó. A escala regional, solamente en los primeros tres meses de 2015 cerca de 1,5 millones de latinoamericanos sufrieron las consecuencias de eventos climáticos extremos, según la ONU.

Como se puede observar, no es poco lo que está en juego detrás de esta crisis climática. No obstante, sorprende que, a pesar de los contundentes impactos del cambio climático, existen todavía gobiernos que prefieren postergar la lucha contra este fenómeno, como ocurre cada año con la ausencia de voluntad de adhesión de algunas potencias a las políticas mundiales de reducción de emisiones generadoras de dióxido de carbono; en lugar de proteger los bosques del planeta, que son los únicos, junto con los océanos, que pueden contrarrestar la expansión de los gases de efecto invernadero, responsables del calentamiento global; amén de evitar inundaciones y sequías.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia