Editorial

Inclusión financiera

Debemos reflexionar sobre los aspectos que hicieron retroceder a la industria microfinanciera

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

03:43 / 22 de noviembre de 2014

El reciente ranking de inclusión financiera del estudio Microscopio Global 2014, patrocinado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la CAF Banco de Desarrollo de América Latina y el Centro para la Inclusión financiera de ACCION, posiciona a Bolivia en el séptimo lugar entre 55 países que son objeto de la clasificación, compartiendo vecindad con Pakistán.    

El estudio considera 12 factores relevantes que hacen a la inclusión financiera: el apoyo del Gobierno con políticas de acceso a servicios financieros, capacidad de supervisión, regulación prudencial, supervisión para la otorgación de créditos de manera responsable, vigilancia del regulador para los ahorros, regulación en la provisión de seguros a la población de ingresos bajos, supervisión de agencias y puntos de atención, requisitos más estrictos para entidades crediticias no reguladas, regulación de operaciones financieras electrónicas, sistemas de reporte crediticio, reglas de juego de mercado claras y mecanismos de resolución de conflictos.

Esta posición en el ranking, a la luz de los 12 factores, no es del todo alentadora para Bolivia y su industria microfinanciera, toda vez que en los últimos cinco años el país ocupó cuatro veces el segundo lugar y una vez el tercero; y que ante esta salida del podio y despojo de las medallas de plata y bronce, es necesaria una reflexión respecto a los aspectos normativos que hicieron “retroceder” a la industria microfinanciera.

Primero, la determinación por parte del Gobierno de fijar tasas “piso” para los ahorros, tasas “techo” y cupos para ciertos tipos de créditos parece que fue la “gota que derramó” el vaso y que fue causa suficiente para que Bolivia pierda puntaje, sin importar que le inclusión financiera es un mandato consagrado en la Constitución Política del Estado y que es una política de Estado con carácter de prioridad nacional, de acuerdo con la Ley de Servicios Financieros de 2013.

Segundo, parece que tener una autoridad de regulación en transición tiene mayor peso que los notables avances en la inclusión de la población geográficamente marginada con mayores puntos de atención financiera y servicios innovadores de ahorro, crédito y microseguros. Finalmente da la sensación de que cuando se trata de evaluar países que tienen cuerpos legales financieros más progresistas, el castigo es mayor que aquellos que presentan legislaciones bancarias y financieras más liberales.

Todo indicaría que un sitial en el podio de honor depende mucho del cristal ideológico con el que se mire y mida, camuflado con una metodología poco consistente y basada en opinadores/expertos que están muy distantes de las realidades y cotidianidad de quien hace e hizo inclusión financiera desde hace mucho tiempo. Al César lo que es del César, y a las microfinanzas bolivianas lo que son de las microfinanzas bolivianas.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia