Editorial

Incremento salarial

El debate sobre el incremento salarial debiera considerar factores como la productividad

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

00:05 / 31 de marzo de 2014

Cada año, por esta época, se inicia un ejercicio de negociación entre el Gobierno y la Central Obrera Boliviana (COB) con el objetivo de establecer el porcentaje de incremento salarial y el monto del salario mínimo que regirán por 12 meses hasta que, nuevamente, se presente el nuevo pliego petitorio sobre las remuneraciones salariales de los trabajadores.

Esta forma de encuentro entre el sector obrero y el Ejecutivo ha tenido la misma tónica desde hace más de 40 años, haciendo de la política laboral un simple acto que culmina con la elevación de los haberes en algunos puntos porcentuales por encima de la tasa de inflación oficial calculada para la gestión anterior.

Si bien una compensación por la pérdida del poder adquisitivo del salario es más que legítima, el tratamiento del incremento debiera constituirse como efecto asociado a la elaboración de una política del trabajo consistente con las necesidades de impulsar la mayor cualificación del factor mano de obra. Desde esa perspectiva, resulta imponderable que las autoridades del sector sean las responsables de la elaboración de una política asociada a la cualificación de la mano de obra física e intelectual, considerando las causas por las que los trabajadores y trabajadoras no perciben un mejor salario asociado a sus habilidades y destrezas.

Por tanto, el tratamiento de un incremento a los sueldos y salarios debiera concentrarse en factores como la productividad, eficiencia y tecnificación de la mano de obra, más no en consignas imbuidas de candor político. En este sentido, la necesidad de contar con una política de Estado de largo plazo asociada al mejoramiento cualitativo de las capacidades productivas de los obreros de overol y camisa es más que relevante, para poder contar con un conjunto de trabajadores que además de bien pagados estén bien calificados.

Ojalá que este encuentro entre el Ejecutivo y la Central Obrera Boliviana sea el espacio para generar una oportunidad de trabajo a conciencia, que permita diseñar una estrategia y acciones concretas para que los trabajadores bolivianos cuenten con las opciones de mejorar sus capacidades y habilidades laborales. Una mano de obra con mayores calificaciones técnicas es más productiva, efectiva y eficiente; por lo que en el largo plazo cuenta con mayores grados de libertad para solicitar una retribución más justa y equitativa.

Así, el esfuerzo de los dirigentes obreros, además de exigir una compensación por la inflación, debiera estar dirigido a clamar por mejores condiciones de cualificación y una capacitación constante por parte de los empleadores, considerando que la tecnificación de la mano de obra es un factor clave para asegurar la productividad, estabilidad laboral y mejores remuneraciones.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia